La reapertura del estadio Cuauhtémoc, en Puebla, estuvo marcada por incidentes descritos como más que desagradables. El primero, la patada que un fanático de los Pumas lanzó contra una mujer; la segunda, el acoso sexual del que fue víctima una reportera de televisión que realizaba la cobertura del partido.

La reportera deportiva Montserrat Gómez, del Canal 13 de Puebla, se encontraba transmitiendo en vivo la cobertura del partido cuando un sujeto se acercó a ella, la tocó y besó a la fuerza en la mejilla.

En el video de la transmisión, se observa a la víctima alejarse del violentador y a él solo reírse y retirarse de la cámara tras el ataque.

“Bueno, estamos en vivo”, dice la comunicadora, nerviosa, después del incidente. “Cualquier cosa puede suceder” y continúa proporcionando su reporte.

Tras los hechos, Gómez denunció en sus redes sociales lo ocurrido.

“Esto fue lo que sucedió ayer durante mi enlace en vivo después del duelo entre Pumas y Puebla.. una muestra más de la falta de respeto de algunos hombres hacia las mujeres. Yo estaba trabajando!”

Ese mismo viernes, durante el partido, un aficionado de Pumas agredió físicamente a una mujer. El hombre se identifica como Javier Álvarez y es empleado de Morena.

Los hechos ocurrieron cuando se desarrollaba el partido entre Puebla y el equipo Universitario, luego de desatarse una trifulca entre los espectadores.

En las imágenes que circulan en redes sociales, se observa al individuo, con lentes, cubrebocas y una playera azul con el logotipo de los Pumas, pateando en el estómago a una mujer que permanecía tirada en las gradas.

Te puede interesar: Identifican a sujeto que pateó a una mujer en estadio de fútbol; es empleado de Morena