El próximo Presupuesto de Egresos 2022 del Gobierno estatal tendría que considerar la austeridad. Diputados de la Comisión de Presupuesto del Poder Legislativo visualizan un ejercicio fiscal por 109 mil millones de pesos para 2022, lo que representaría un leve incremento en comparación con los 107 mil 167 millones de pesos aprobados para este 2021.

Nosotros tenemos que ser muy respetuosos, pero sí hacer un llamado al gobierno entrante a tener austeridad, orden en las finanzas y transparencia de los recursos, y que se defina la ruta que busca trazar”, dice el presidente de este órgano legislativo, Héctor García, en entrevista con Reporte Índigo.

Los primeros análisis en el Congreso local arrojan que el gobernador electo, Samuel García, debe aplicar una reducción del gasto corriente o eliminar los excesos. Y lo más importante: proponer un documento conservador en la recaudación de impuestos locales.

García afirma, por ejemplo, que no existen finanzas sanas en el Gobierno estatal y hay muchas complicaciones en diferentes áreas como salud, seguridad y deuda a largo y corto plazo.

“Si no hay austeridad, no podrá dar resultados positivos a la ciudadanía el próximo gobernador. Hasta el análisis que tenemos, y aunque no hemos tenido una reunión con el tesorero estatal, veo un Nuevo León muy complicado en finanzas, deuda a corto plazo y con diferentes aristas graves, como es el tema de salud: seguimos teniendo insuficiencia de camas, déficit de enfermeros, así como un problema de movilidad, un problema en la educación y en seguridad”, dice el diputado.

El legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) agrega que para atender esta problemática de la pandemia de COVID-19 se requieren finanzas sanas, las cuales actualmente no tiene el Gobierno de Nuevo León. Por ello, se requiere gastar con eficiencia el presupuesto de egresos para el próximo año.

“O sea el dinero que nosotros estamos calculando es 109 mil, pero si no sucede lo que se anunció, el recurso que se recibirá de las participaciones federales, pues Nuevo León tendrá serios problemas y la única manera de abatirlos será siendo austeros.

“Y reducir todos aquellos gastos innecesarios y ser muy pero muy conservador en el próximo presupuesto. No debemos echar las campañas al viento y decir que todo va a estar bien porque no hay dinero y tenemos muchos problemas”, explica García.

Momento de austeridad

El diputado de Morena, Waldo Fernández, coincide en que el próximo Gobierno de Samuel García tiene que seguir una política de austeridad, pues asegura que en Nuevo León cada hora se gastan 23 millones de pesos.

“Ustedes vean cuando venga a tomar posesión el próximo gobernador el aparato de seguridad, ¿en realidad requerimos tanta seguridad para un gobernador? o ¿todos los secretarios requieren seguridad?

“Me parece que llegó el momento de entrar a la austeridad porque el estado está en problemas económicos, entonces se tiene que apretar al Gobierno”, invita Fernández.

El diputado advierte que Nuevo León lleva 12 años endeudado y está pagándolo con participaciones federales. Para él, los ciudadanos están sufriendo las consecuencias.

“Y con los recursos que quedan libres, yo los invertiría en infraestructura, pero yo no voy a ser el gobernador. Se ve difícil la situación de las finanzas, hay problemas en salud, hay problemas en seguridad pública”, advierte.

Para Fernández, Samuel García no ha contemplado la austeridad. El diputado de Morena estima que Nuevo León está pagando alrededor de 5 mil millones de pesos anuales al servicio de la deuda, una cantidad significativa.

“No tengo la cantidad exacta, pero más o menos está pagando entre 5 mil millones de pesos al año de servicio de la deuda, es decir, se van a deuda los recursos programados, esos 8 mil 300 se pueden abonar a la deuda, pero el problema es que Nuevo León tiene 12 años endeudado”, lamenta el legislador.

También puedes leer: Financial Times desprecia populismo de AMLO: ‘Austeridad frena estímulos económicos’