Por última vez, un grupo de militantes del PRI se reunió ayer en el Palacio de Cantera de Nuevo León para presenciar el último Informe de Gobierno del Mandatario estatal Rodrigo Medina.

Durante su discurso, el gobernador presumió de obras polémicas y que han sido cuestionadas a lo largo de su gestión.

El caso más reciente es el de la Línea 3 del Metro, que en un principio se anunció que se realizaría con una inversión aproximada a los 3 mil 800 millones de pesos, pero que hasta el momento el gasto ha llegado alrededor de 6 mil millones. Es decir, casi el doble.

Incluso el pasado 9 de septiembre durante la transición del Gobierno estatal se reveló que las obras de la Línea 3 del Metro van atrasadas.

Y que además del sobrecosto, no se ha cubierto el adelanto para que se empiece la fabricación de los 26 vagones que se ocuparán.

Además las Líneas 1 y 2 requieren de mantenimiento en los andenes y en las vías férreas.

Fue el pasado 2 de septiembre cuando en la estación Talleres se descarrilaron tres vagones llenos de usuarios.

Otra de las obras que exaltó el gobernador fue el del sistema de transporte Ecovía, que ha sido señalada como ineficiente y de alto costo por el colectivo Únete Pueblo en diferentes ocasiones.

‘Son muchos problemas’

En el evento estuvo presente Manuel González, en representación del gobernador electo, Jaime Rodríguez, y quien comentó que “eso es a lo que me refiero, que (las obras de Medina) están incompletas, que las deja en problemas serios y que la Ecovía no está funcionando como debería”.

Manuel González también reprobó el sexenio de Rodrigo Medina, puesta dejará al estado con problemas financieros.

“La deuda es la más grande en la historia del estado. Es de 69 mil millones de pesos. Son muchos los problemas.

“Hay muchos pendientes, y los pendientes son graves. Yo creo que va a ser difícil emitir una posición positiva alrededor de él (de Medina)”.