El nivel de negativas de datos de la Presidencia durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) es del 16.7 por ciento, un aumento considerable respecto a la administración anterior.

De acuerdo con Reforma, esta cifra es tres veces mayor a la del gobierno pasado, incluso a la del promedio desde el 2003, cuando la Ley de Transparencia entró en vigor.

Del 1 de enero al 27 de junio –según estadísticas del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales citadas por este diario– la Oficina de la Presidencia recibió mil 813 solicitudes de información.

Sin embargo, el 16.7 por ciento del total (303 del total) se convirtieron en recursos de revisión por respuestas deficientes o falta de respuesta.

Tres veces más, con respecto al último año de la administración anterior, la cual obtuvo 5.7 por ciento.

Una de las respuestas recurrentes que ha dado el gobierno de AMLO –señaló Reforma– es que la información solicitada es inexistente.

AMLO ACUSA A PROCESO DE NO PORTARSE BIEN; ‘YA CASI NO LA LEO’, AFIRMA