La tarde de este jueves, la alcaldesa de Iztapalapa, Clara Brugada, anunció que la edición 179 de la representación de la Semana Santa se realizará de modo mixto, es decir, los actos del Domingo de Ramos y el Jueves Santo serán confinados para evitar aglomeraciones y posibles contagios.

En tanto que Viernes Santo se llevará a cabo el viacrucis desde los ocho barrios hasta la falda del Cerro de la Estrella, donde se escenificará la crucifixión y aunque se usará el espacio público se invitará a las personas a seguir el evento desde casa.

Después de varias mesas de trabajo con el comité organizador de la Semana Santa, Clara Brugada detalló que se tomaron en cuenta varios factores, ya que “hemos llegado a que esta representación número 179 se pueda llevar a cabo en las mejores condiciones, después de que han cambiado con respecto a los dos años anteriores, han cambiado también las condiciones de salud”.

Cabe destacar que esta decisión también fue tomada por el Comité Organizador de la Semana Santa en Iztapalapa, quienes hasta ahora han realizado 179 obras de la Representación de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo.

Es importante mencionar que esta será la tercera ocasión consecutiva en que el Viacrucis Iztapalapa se hará sin la presencia de público; pero, habrá una amplia cobertura vía televisión e internet tal como ha pasado en los últimos dos años.

“Ya estamos con los preparativos, ensayos y con todo lo que conlleva la preparación de nuestra Representación” informó Luis Alberto Guzmán, responsable de comunicación de la organización.

Aunque en semanas recientes cambio el semáforo epidemiológico a verde, el Comité Organizador, en conjunto con la alcaldía de Iztapalapa, decidieron realizar la Representación de manera confinada, y sin público.

Lee: Cae Omar “N”, pareja y presunto feminicida de Brenda Isela asesinada este Iztapalapa

Asimismo, la alcaldía decidió que era muy riesgoso realizar la Representación, por la cantidad de gente que acude a verla.

Y es que antes de la crisis sanitaria, cada año se reunían más de mil actores, 100 caballos, 115 clarines y fanfarrias, y unos 2.5 millones de asistentes.

Este año, al igual que los últimos dos, los organizadores estarán tomando precauciones para priorizar la salud de los actores, para así evitar que el Viacrucis 2022 sea un foco de contagio.