Luego de que se presentara el proyecto para abrogar la reforma educativa, propuesta por el ex presidente Enrique Peña Nieto, y cancelada por el actual mandatario, Andrés Manuel López Obrador, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) acusó de que se trata de una “maquillada”.

Por lo anterior, señalaron que el próximo miércoles 20 y jueves 21 de marzo habrá movilizaciones en calles de la Ciudad de México, con las que demandarán que se tenga una reunión privada con el presidente de la República y el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma.

Así lo aseguró el secretario general de la sección 18 de Michoacán, Víctor Manuel Zavala Hurtado, quien explicó que en el artículo tercero constitucional se deben eliminar los rastros de una legislación laboral, es decir, conceptos como promoción e ingreso y que se sustituyan por conceptos educativos.


“No queremos una maquillada sino que verdaderamente se abrogue la reforma educativa porque se mantiene la evaluación de nuevo ingreso, promoción y permanencia”, expresó, mientras que el dirigente de la sección 9 de la Ciudad de México, Enrique Enríquez Ibarra coincidió con él.

“Antes de la reforma de Peña Nieto no aparecía nada con el ingreso, permanencia o reconocimiento. Eso implicaba que antes entrábamos en el artículo 123. Permanecen los conceptos de promoción, ingreso y reconocimiento que eso tampoco estaba en el apartado tercero”, comentó Enríquez.

Lo anterior se da después de que el líder de los diputados de Morena, Mario Delgado Carrillo, confirmara que esta semana las comisiones unidas de Educación y Puntos Constitucionales avanzarán en la aprobación del dictamen de la reforma constitucional en materia educativa, donde se busca que haya amplias coincidencias y pueda ser avalado por la mayoría de los partidos.

El líder parlamentario dijo que en el trabajo de comisiones ha habido amplias coincidencias en distintos puntos del dictamen, como en el caso de la necesidad de cerrar el capítulo de la persecución y castigo hacia los maestros, mediante una evaluación punitiva donde se determina su permanencia.

“Eso se terminó, fue una muy mala experiencia, fue un agravio muy serio contra el magisterio nacional”, concluyó.