Suspendido por la emergencia derivada del temblor del 19 de septiembre, la Asamblea Legislativa retoma el proceso de elección del nuevo presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCDMX) con la pasarela de aspirantes que a partir del lunes tendrán su entrevista.

En la elección del futuro ombudsperson capitalino se conjugan trayectoria, pero también cercanías o simpatías de los aspirantes con los grupos políticos de poder en la capital.

De acuerdo con la ruta para la elección del titular de la CDH local, del 16 al 18 de octubre se efectuarán las entrevistas a los postulados que buscan remplazar en el cargo a Perla Gómez, quien aspira a repetir y aparece en la lista de candidatos,.

El 27 de este mes, la Comisión de Derechos Humano de la Asamblea Legislativa emitiría el dictamen final que tendrá que votarse en el Pleno.

De acuerdo con el calendario oficial, el primer aspirante que será entrevistado por los diputados locales es Alfredo Rojas Díaz Durán, quien buscó la presidencia de la Comisión Nacional de Derechos Humanos del periodo 2014-2016 y es hermano de Alejandro Rojas, quien fuera secretario de Turismo en la administración de Marcelo Ebrard y actual asesor del jefe delegacional en la Cuauhtémoc, Ricardo Monreal Ávila.

En total son 12 los aspirantes al cargo de presidente de la Comisión de Derechos Humanos local que cumplieron con el registro, además de Alfredo Rojas Díaz Durán, aparecen Daniel Balboa Verduzco, Hilda Téllez Lino, Juan Carlos Arjona Estevez, Juan Armando Ruiz Hernández, Nashieli Ramírez Hernández, Armando Hernández Cruz.

Además, Ricardo Hernández Forcada, Mucio Israel Hernández Guerrero, Luis Javier Vaquero Ochoa, María Olga Noriega Saenz y la actual ombudsperson, Perla Gómez Gallardo.


A finales de agosto pasado, los legisladores hicieron hincapié en que la CDH local entró a un espiral de debilitamiento institucional

Las cartas fuertes

El listado de aspirantes arroja personajes con profunda experiencia en el campo de los Derechos Humanos y de trabajos desde las trincheras de la sociedad civil y otros vinculados a la política, a los personajes de poder o partidos.

La misma Perla Gómez Gallardo tendrá que demostrar que sus credenciales en Derechos Humanos son más fuertes que las de Mucio Hernández Guerrero, presidente del Instituto de Información de la Ciudad de México, y Armando Hernández Guerrero, presidente del Tribunal Electoral capital, ambos vinculados con personajes políticos de la talla de Héctor Serrano Cortés y hasta del propio jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa.

Mucio Hernández Guerrero suena como uno de los aspirantes con mayores posibilidades, aunque en el ámbito de Derechos Humanos no tenga mayores credenciales que mostrar, y aunque el partido de oposición, Morena, cuestione el riesgo de perder la autonomía.

Hilda Téllez Lino es una de las aspirantes reconocida con mayor experiencia en el campo de defensa a los Derechos Humanos por más de 15 años de trabajo en la propia Comisión de Derechos Humanos capitalina que hoy pretende presidir.

Entre las cartas de Téllez resalta la participación en el informe especial de las irregularidades cometidas en la integración de la averiguación previa por la muerte de la abogada y activista Digna Ochoa Plácido; además de su trabajo sobre las violaciones al derecho a un medio ambiente sano por la pérdida de suelo de conservación.

Postulantes

Los aspirantes a dirigir la Comisión de Derechos Humanos de la CDMX serán entrevistados en la Asamblea Legislativa la próxima semana:

Lunes 16

> Alfredo Rojas Díaz Durán

> Daniel Balboa Verduzco

> Hilda Téllez Lino

> Juan Carlos Arjona Estévez

Martes 17

> Juan Armando Ruiz
Hernández

> Nashieli Ramírez Hernández

> Armando Hernández Cruz

> Perla Gómez Gallardo

Miércoles 18

> Ricardo Hernández Forcada

> Mucio Israel
Hernández Guerrero

> Luis Javier Vaquero Ochoa

> María Olga Noriega Sáenz

Cualidades y requisitos

El perfil indicado para dirigir la Comisión de Derechos Humanos capitalina:

> Tener al menos 35 años de edad.

> No haber desempeñado cargo público local o federal durante los dos últimos años.

> Gozar de buena reputación, probidad, capacidad y reconocido prestigio público.

> Poseer conocimientos generales en materia de Derechos Humanos y del marco normativo vigente para la capital de la República.

> Ser ciudadano mexicano por nacimiento en pleno ejercicio de derechos políticos y civiles.

Vetan reelección de Gómez Gallardo

Cuando el proceso de sucesión en la CDH apenas se preparaba en la Asamblea Legislativa, un grupo de 13 consejeros y exconsejeros entregaron una carta a Leonel Luna en su calidad de presidente de la Comisión de Gobierno, en la que pidieron tener en cuenta que el hombre o la mujer designada debe ayudar a recuperar la credibilidad del organismo autónomo.

En la carta, entregada a finales de agosto pasado, hicieron hincapié en que la CDH de la Ciudad de México entró a un espiral de debilitamiento institucional durante los últimos cuatros años, como resultado de la nula articulación y colaboración con las organizaciones de la sociedad civil.

Los firmantes hacen hincapié de manera directa en la inviabilidad de un segundo periodo de gestión de Perla Gómez.

Por su parte, la Asamblea Legislativa ha dicho que el proceso de selección se hará a partir de entrevistas, revisión de currículum y de trayectoria respecto a la difusión y defensa de los derechos humanos.

El aspirante deberá cumplir con algunos de estos requisitos para lograr el nombramiento: ser ciudadano mexicano por nacimiento en pleno ejercicio de derechos políticos y civiles, tener al menos 35 años de edad, poseer conocimientos generales en materia de Derechos Humanos y del marco normativo vigente para la capital de la República.

Además, gozar de buena reputación, probidad, capacidad y reconocido prestigio público y no haber desempeñado cargo alguno en los órganos de impartición de justicia o en la administración pública local o federal durante los dos últimos años.

Los anteriores son los requisitos públicos, oficiales, sobra decir que en la selección del ombudsperson intervienen los intereses de los partidos políticos.