La salida de las dos cabezas de la coordinación de la fracción albiazul en la Cámara de Diputados, no significa que las explicaciones del caso se mantengan en silencio. 

Los argumentos que esgrimen hasta ahora los legisladores panistas que aparecen en los videos de la pachanga con bailarinas de table dance, en Puerto Vallarta, no terminan por dejar en claro varios cuestionamientos de los ciudadanos.

En redes sociales y vía correo electrónico, en pleno derecho, la ciudadanía pide saber la verdad sobre la organización de la pachanga, la presencia de ciertos liderazgos, el costo y el origen de los recursos con los que se pagó a las bailarinas.

Pero los legisladores albiazules hasta ahora no dan respuestas y sus argumentos, todos a través de comunicados y cartas, no terminan por aclarar muchos aspectos del convivio en Villa Balboa.

1. ¿Por qué los panistas eligieron precisamente Puerto Vallarta para su reunión plenaria?

2. Dicen los dipu-tables que los invitaron a una fiesta privada, pues que digan ¿quién los invitó?

3. ¿Quién rentó la mansión de Villa Balboa y cuál es el origen de ese dinero? La residencia cuesta 3 mil 800 dólares diarios en temporada alta, como las fechas de enero en las que los panistas hicieron su pachanga.

4. ¿Cuánto y quién pagó a las bailarinas de table dance y de quién fue la idea de llevarlas a la pachanga?

5. ¿Por qué se ven en los videos tan sonrientes mientras conviven con Edelmiro Sánchez, un hombre que en 2004 fue detenido por narcotráfico y en 2012 fue implicado en el homicidio del diputado panista neolonés, Hernán Belden?

6. ¿Quiénes más estuvieron en la fiesta y hasta ahora no aparecen en los videos?

7. Si dicen en sus comunicados que no hicieron nada malo, ¿por qué taparon con toallas varias cámaras de video instaladas en la mansión Villa Balboa?