El gobierno federal derribará más de 11 mil árboles dentro de la selva maya, para la construcción del Tren Maya, según indica la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA).

Solo para construir la Fase 1 del Tren Maya se talaran los árboles, algunos con categoría de riesgo, señala el informe de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

“La superficie total que se afectará por el DDV de la F1-TM es de 2,525.07 ha. En estas áreas, actualmente predominan zonas de pastizal, cultivo, asentamiento humano, vías generales de comunicación y vegetación de importancia forestal”, indica la Semarnat.


Se estima que la superficie de afectación de la vegetación será de 606.04, lo que representa el 24 % del total

MIA

El documento también expresa que “previo a toda actividad de la construcción del Proyecto TM-F1, se ejecutarán los Programas de Rescate y Reubicación de Flora y Fauna con el objetivo de minimizar el impacto a generarse en la vida silvestre, provocada por la realización del proyecto”.

Lee: Animales, los más vulnerables ante la construcción del Tren Maya

Un total de 159 organizaciones y 85 activistas dirigieron una carta al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para advertirle las serias consecuencias ambientales del proyecto del “Tren Maya”.

A su consideración el proyecto atropella los derechos y garantías de la población local, especialmente pueblos indígenas.

Daña gravemente el medio ambiente y viola el derecho a la consulta previa, libre e informada de las comunidades, manifiestan. 

Además, la fragilidad del suelo kárstico de la península mexicana de Yucatán, uno de los más porosos del mundo, puede representar un riesgo en la construcción y operación del Tren Maya, indicó (MIA).

El Tren Maya atravesará los estados mexicanos de Chiapas, Tabasco, Campeche y Yucatán

La Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) es un requisito para cualquier obra de infraestructura desde hace 32 años.

Te recomendamos: Tren Maya es un proyecto nocivo para el medio ambiente: Marco Gama