Conductores y accionistas de la empresa que opera la línea 7 del Metrobús de la Ciudad de México acusaron al gobierno capitalino de no cumplir en tiempo y forma con los pagos correspondientes por el servicio que otorga la concesionaria.

La denuncia la realizaron trabajadores de dicha ruta durante la reunión que sostuvo el jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, con el embajador británico en México, Duncan Taylor.

El mandatario capitalino y el diplomático realizaron esta mañana un recorrido por Metrobús desde la estación Campo Marte hasta el Ángel de la Independencia. Esto con el objetivo de refrendar la hermandad entre México y Reino Unido.

Sin embargo, el evento se vio opacado por los reclamos de los choferes de la línea 7, quienes aseguraron que el gobierno de la CDMX no les ha pagado desde el 28 de febrero, día en el que inició operaciones la nueva ruta del Metrobús.

Los manifestantes portaban pancartas en las que también afirmaban que el dinero que reciben no les alcanza ni para comprar el combustible para los autobuses; ni para cubrir sus necesidades básicas, como la compra de alimentos y medicinas.

Tras las protestas, personal de atención ciudadana y de comunicación de Metrobús ofreció atenderlos.