Este jueves, el consejo de seguridad estructural del Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM) presentó los resultados de la inspección física del tramo elevado de la Línea 12 del Metro.

Bernardo Gómez Gózales, coordinador de técnicos de seguridad estructural del CICM, indicó que el 32 por ciento del tramo analizado presentó deficiencias.

También precisó que el comité no recomienda reiniciar operaciones del tramo elevado de la Línea 12 del Metro hasta que no realicen maniobras intensivas de mantenimiento y reparación.

Se determinó que en el 68 por ciento de los tramos se vieron deficiencias o afectaciones grado C , que son situaciones comunes que solo requieren atención en el cuidado de las instalaciones.

Lee: Sobreviviente de la Línea 12 del Metro va contra empresas constructoras y Gobierno CDMX

Sin embargo, en el 32 por ciento de los tramos se encontraron deficiencias grado B, las cuales requieren mayor estudio, incluso un proceso de evaluación de los materiales utilizados.

Las deficiencias grado B que se encontraron y ameritan de atención prioritaria son las siguientes:

  • Soldaduras al centro del claro (práctica de construcción cuestionable)
  • Separación insuficiente de vigas entre ellas, conocidas como ballenas y respecto a los cabezales
  • Fisuras en columnas, hay tres casos
  • Fisuras en trabes y cabezales
  • Elementos de apoyo deformados o con apoyo parcial (neoprenos)
  • Diafragmas colocados deficientemente o inexistentes
  • Inconsistencias por atizadores horizontes en trabes más cortos en otras zonas

Gómez Gózales indicó que no se detectaron deficiencias grado A, es decir, de gravedad extrema.

Dentro de las observaciones que también realizó el Colegio de Ingenieros Civiles de México son:

  • Revisión de la separación entre el puente vehicular del Periférico Oriente y las columnas del viaducto elevado del Metro, localizado entre Av. Tláhuac
  • Reparación de las fisuras y determinar si solo son superficiales
  • Reparación de fisuras en tabletas presforzadas con alto nivel de filtraciones
  • Reparación de los cabezales dañados por el trabajo de los topes sísmicos, pues hubo desprendimiento del concreto
  • Revisión del esfuerzo realizado en el tramo cercano de la estación Nopalera

Te recomendamos: ¿Qué son los pernos Nelson que fallaron en la Línea 12 y cómo funcionan en estructuras?

Los resultados presentados este jueves fueron realizados por miembros del Colegio de Ingenieros Civiles de México e instituciones de educación superior.

Cabe señalar que para realizar este trabajo voluntario se convocaron a 101 brigadistas, entre los cuales había especialistas en estructuras, geotecnia, puentes y arquitectura pertenecientes a las diferentes universidades que conviven en la ciudad de México.