Después de ser señalado de acoso sexual en 2014, el director técnico argentino Ricardo Antonio La Volpe vuelve al ojo del huracán porque se reabrió el caso y un juzgado federal ha emitido un auto de formal prisión.

Y es que fue en 2014 cuando la podóloga Ana Belén Coronado acusó al entonces director de la bde Guadalajara por acoso sexual, situación que volvió a reabrirse.

De hecho, el juzgado federal ha revocado el auto de libertad al estratega Ricardo Antonio La Volpe y ha emitido un auto de formal prisión por las acusaciones de atentados al pudor y hostigamiento sexual hechas contra Coronado.


Además, el Juez Cuarto de Distrito de Amparo en materia Penal en el estado de Jalisco concedió la protección federal a Belén para que el exdirector técnico de las Chivas sea presentado ante las autoridades.

Los registros del Poder Judicial revelan que desde el 21 de diciembre de 2020 el Juzgado Cuarto de Distrito de Amparo en Materia Penal modificó esta situación.

Pero hasta el día de ayer, 8 de marzo se notificó formalmente la orden de revocación de auto de libertad.

La sentencia de amparo quedó firme desde el pasado 8 de marzo, por lo que el juez Séptimo Penal deberá dar cumplimiento en los próximos días.


Cabe recordar que previamente, Belén Coronado, podóloga de profesión, trabajó en Chivas en 2014, donde atendía los pies de los jugadores del primer equipo y fuerzas básicas e incluso tenía amistad con algunos jugadores como Pato Araujo y Rodolfo Cota.

En 2014, Coronado denunció a La Volpe un 18 de abril ante Chivas y tras esto, 12 días después, el entrenador fue removido de la Dirección Técnica del equipo.

“Él (La Volpe) intentó que yo le tocara, por supuesto no me iba a dejar, traté de soltarme, me agarró de una mano y me decía ‘¿te da miedo?’”, comentó la podólga con Joaquín López Dóriga en mayo 2014.

Puedes leer: La Volpe presume en Twitter que juez negó la orden de aprehensión en su contra