Un total de 20 maquiladoras fueron las que aceptaron, hasta el momento, los términos impuestos por sus trabajadores, esto tras cinco días de huelga en exigencia del aumento salarial del 20 por ciento a la nómina de los trabajadores y un bono anual de 32 mil pesos en el estado de Tamaulipas.

De esta forma, casi la mitad de las 45 plantas en las que, desde el pasado viernes 25 de enero se dibujaban los colores rojiblancos de las banderas, comenzaron el proceso de reactivación de funciones.

El paro, impulsado principalmente por el Movimiento Obrero de Matamoros, no estuvo exento de la intervención de las fuerzas de seguridad y de los conatos de bronca entre sectores inconformes y policías municipales, manteniendo un saldo blanco a pesar de esto.

Por su parte, el alcalde de Matamoros, Mario López Hernández “La Borrega”, invitó a los sectores a continuar con los diálogos en virtud de que las huelgas representan un gran descalabro económico para la zona, la cual depende –de acuerdo con su estimación– en un 70 por ciento de la actividad llevada a cabo en los parques industriales.