Con la proximidad de la contienda electoral en Jalisco y la interrupción de proyectos y programas de gobierno que esto acarrea, puede contarse desde ahora entre sus damnificados a los policías municipales del interior del estado, cuya precariedad laboral seguirá sin una solución.

Uno de los planes más relevantes que venía promoviendo quien fuera el titular de la Fiscalía de Jalisco, Eduardo Almaguer Ramírez, consistía precisamente en la autorización de una partida anual por 420.9 millones de pesos (MDP) para concretar el aumento y homologación salarial de los policías del interior a 13 mil 300 pesos.

La Fiscalía de Almaguer Ramírez había realizado un diagnóstico que arrojaba que 7 mil policías  de las distintas regiones de Jalisco, percibían en promedio apenas 6 mil pesos mensuales, por lo que era urgente la adopción de ese programa para poder subsanar un ingreso tan magro.

Sin embargo, con la reciente renuncia del ahora ex fiscal en noviembre para enfocarse a su proyecto político electoral, dicho plan ha quedado abandonado.

Los resultados del diagnóstico, en poder de Reporte Indigo, muestran que el mayor rezago en materia de salario policial se encontró en 73 municipios -de 125 totales-; en cada una de estas corporaciones se identificó cuál era su jerarquía salarial más baja, la más alta y el promedio resultante.

Dentro de la jerarquía salarial más baja que ofrecen estas 73 Policías, hay 12 que no pagan siquiera 5 mil pesos, pues oscilan entre los 2 mil 017.3 pesos y los 4 mil 747.88 pesos; otras 37 pagan de 5 mil 070 pesos a 6 mil 818 pesos; 20 oscilan entre 7 mil 104 pesos y 8 mil 500 pesos; y solo cuatro pagan más de 9 mil pesos -de 9 mil 392 pesos a 10 mil 764 pesos-.

Sueldo o inseguridad

El 9 de febrero de 2017, el entonces fiscal, Almaguer Ramírez, le aseguró a los diputados que el fortalecimiento salarial de las Policías del interior de Jalisco, era una condición sine qua non para mejorar la seguridad:

“Los policías municipales particularmente del interior del estado, y hablo de 7 mil, ganan en promedio 6 mil pesos mensuales (…), no tienen seguridad social, no tienen apoyo en servicios médicos, no tienen el equipamiento”.

Fue ahí cuando habló de la partida presupuestal que se requería: “En el interior del estado si no tomamos la decisión de homologar salarios, y hablo de 10 mil pesos mensuales (…) esto nos cuesta poco mas de 400 MDP, pero si no damos ese paso, no vamos a estar obteniendo los resultados que necesitamos y que estamos buscando”.

Según el diagnóstico, los policías a los que se les paga con la jerarquía salarial más baja en esas 73 corporaciones, están ganando en promedio 6 mil 374 pesos; mientras que en términos generales, todos sus oficiales, ya con todas las jerarquías operativas, promedian un ingreso de 7 mil 112 pesos.

Así que concluyó: “6 mil pesos de salario no nos da Policía municipal confiable; 4 mil pesos, no nos da; y cuatro policías no pueden cuidar un municipio así tenga este únicamente 8 mil habitantes”.

Gran reto; pobre paga

Este gobierno creó un cuerpo mixto de policías estatales y municipales, la Fuerza Única, para aumentar la vigilancia en las regiones de Jalisco con destacamentos que disponen de un nivel de equipamiento superior, sin embargo, las corporaciones municipales siguen siendo muy débiles.

Más aún, en dos de las regiones donde se identifica una presencia particularmente alta del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), la Costa Sur y Sierra de Amula, con cinco y ocho municipios respectivos estudiados, los niveles salariales de sus policías son muy pobres.  

En la región Costa Sur la jerarquía salarial más baja ofrece en promedio solo 6 mil 219 pesos, ahí están, por ejemplo, La Huerta, Villa Purificación y Cihuatlán; y este promedio es incluso peor en Sierra de Amula, con 5 mil 904 pesos, con Autlán, El Grullo, Ayutla y otros.

Lo que la Fiscalía y los diputados pusieron en común en febrero de 2017, es que sin fortalecer a las Policías municipales será difícil exigirles que asuman su parte contra la criminalidad, y que mientras no lo hagan, ese vacío no lo podrá llenar otro nivel de gobierno.

Almaguer Ramírez les habló de la debilidad policial que había visto en las regiones: “Los propios elementos tenían que comprarse sus chalecos”, y de la renuencia de alcaldes por enfrentar al hampa, y a los que pedía “que por lo menos en un papel en blanco me digan en qué vehículo se mueven (los criminales), por lo menos; ya no una denuncia, por lo menos”. 

Y narró: “Siempre voy a recordar cuando un alcalde en un municipio una célula delictiva de 10 gentes estaban generando un problema muy grave de seguridad, le pregunté cuántos elementos tenía, me dijo que 80 ¿qué hacia falta? me dijo ‘es que tienen familia’, bueno, yo también tengo familia. El punto es que se sienten solos, y muchas de las ocasiones tienen razón, por ello requerimos ir todos y tomar decisiones reales”.

Crece la brecha

En 2018 está previsto que las Policías municipales que conforman el Área Metropolitana de Guadalajara, con cerca de 7 mil 500 agentes, aumenten sus salarios hasta homologarlos a 17 mil pesos, lo que ya paga Zapopan, y todo lo cual se ha estimado en un costo de 252 MDP.

La medida fortalecerá a los cuerpos de seguridad de la ciudad, pero ahondará la brecha con las Policías del interior, pese a que también estas lidian con amenazas de gravedad como el mismo CJNG.

Desde una mirada general, al evaluar el sueldo promedio que ofrece cada una de las 73 Policías estudiadas, considerando todas sus jerarquías, se concluyó que hay cuatro corporaciones cuyo pago promedio es menor a 5 mil pesos, pues va de los 3 mil 448 pesos y 4 mil 882.53 pesos.

En otras 31 Policías su pago promedio va de 5 mil 166.72 pesos a 6 mil 982.95 pesos; en las siguientes 31 va de 7 mil 007.2 pesos a 8 mil 588 pesos; y solo en siete la paga promedio supera los 9 mil pesos –de 9 mil 138.15 pesos a 11 mil 227 pesos-.

Policías que ofrecen los salarios más bajos

[table id=82 /]

Fuente. Fiscalía folio 00760917