¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

PLAZAGUADALAJARA

Plaza Guadalajara, en ‘alto riesgo’

Jonathan Ávila

Oculta bajo el primer cuadro de la capital tapatía, se encuentra la Plaza Guadalajara, un espacio público que durante el año 2006 fue construido para dar un lugar fijo a los comerciantes ambulantes del centro de la ciudad.

La bienvenida es el tufo amargo, la humedad y el calor que provoca la falta de ventilación, así como las goteras por estar debajo de la fuente.

Desde el inicio de la administración del alcalde Ramiro Hernández García, se propuso la rehabilitación del espacio con un proyecto que presentaría la Secretaría de Promoción Económica municipal.


Jun 30, 2014
Lectura 8 min

"Esta dirección determina que el Mercado Municipal es de Alto riesgo para su funcionamiento”

- Protección Civil y Bomberos de Guadalajara

https://www.youtube.com/watch?v=WOh0SpX4F_M

Oculta bajo el primer cuadro de la capital tapatía, se encuentra la Plaza Guadalajara, un espacio público que durante el año 2006 fue construido para dar un lugar fijo a los comerciantes ambulantes del centro de la ciudad.

La bienvenida es el tufo amargo, la humedad y el calor que provoca la falta de ventilación, así como las goteras por estar debajo de la fuente.

Desde el inicio de la administración del alcalde Ramiro Hernández García, se propuso la rehabilitación del espacio con un proyecto que presentaría la Secretaría de Promoción Económica municipal.

En enero del pasado 2013, Pedro Ruiz Gutiérrez, secretario de Promoción Económica, informó que la plaza sería habilitada como un centro de innovación y comercio digital por medio de una asociación público-privada. La empresa que se asociaría con la alcaldía tendría que invertir entre 12 y 15 millones de pesos, pero el proyecto no se concretó. 

Actualmente Plaza Guadalajara se encuentra registrado como uno de los 92 mercados municipales que ha inspeccionado Protección Civil municipal.

De acuerdo con dicho registro, el cual obtuvo Reporte Indigo por medio de Transparencia, la dependencia consigna el espacio como “Alto Riesgo para su funcionamiento” por la falta de acreditación en las medidas de seguridad.

A consecuencia de la desatención en la que se encuentra el espacio comercial, la mañana del 14 de febrero de este año cayeron del techo de la plaza estructuras que sostenían las canaletas, coincidentemente en el marco de la celebración 472 de la fundación de Guadalajara. 

Esa misma tarde, tanto Jesús Lomelí Rosas, secretario general del Ayuntamiento, y José Luis Moreno Rojas, secretario de Obras Públicas, señalaron que el siniestro había sido causado por el ornato floral que pusieron alrededor de la fuente, provocando humedad y filtraciones. Por la tarde, Lomelí Rosas descartaba “riesgos alarmantes” para la infraestructura subterránea.

Pese a que el ornato ya no se encuentra en el lugar, las filtraciones de agua y humedad continúan.

Según el registro de Protección “en algunas zonas se encontraron daños en la losa de concreto, producto de las infiltraciones de agua pluvial, y con más daño en la losa que se encuentra debajo de la fuente, producto de las infiltraciones”, de igual forma, el registro señala que dichas deficiencias afectan a 52 de los locales aledaños a la estructura central.

También señala que debido a la humedad “se observó un deterioro por oxidación y presencia de agua en algunos elementos de acero; particularmente en sus conexiones, las cuales muestran un gran daño visible”. 

Con la inspección que realizó el reportero de este medio a Plaza Guadalajara, también se comprobó el deterioro a las cortinas de aluminio que cubren los locales.

De acuerdo con el oficio 0317/0372010, Protección Civil concluyó que “no se ha dado mantenimiento preventivo y/o correctivo” en los ámbitos de equipos de aire acondicionado, equipo de emergencia contra incendio, planta de emergencia eléctrica, goteras por filtración de agua de lluvia en techos y de la fuente, bombeo para extraer aguas residuales, las puertas de cristal que no funcionan automáticamente, plafones de techo y las mencionadas cortinas.

En cuanto a su sistema contra incendio, la dependencia de protección señala que el inmueble cuenta con una red a base de hidrantes que se conforma de dos sistemas de bombeo, los cuales no funcionan según los tableros de control. 

La carencia de extintores es otra de las deficiencias. De los seis con los que cuenta Plaza Guadalajara, cinco están en la oficina administrativa y uno en el gabinete de hidrante, de acuerdo a lo registrado por Protección Civil de Guadalajara.

Respecto de la condición general del inmueble, el informe señala que se cuenta con “deficiencias en las cortinas, pasillo obstruidos con mercancía y mobiliario”.

De igual forma, el escrito destaca que el reporte de las deficiencias detectadas y señaladas para su atención, fueron solicitadas en su momento por Leticia Mendoza Curiel, en su carácter de jefa de la Unidad Departamental de Mercados, al director general de Obras Públicas.

“Por lo anterior, esta Dirección determina que el Mercado Municipal es de Alto riesgo para su funcionamiento en tanto no se acrediten (las medidas de seguridad adecuadas)”, señala el texto de Protección Civil y Bomberos respecto a las medidas de seguridad.

Cabe destacar que los registros obtenidos por Reporte Indigo fueron entregados por la Dirección de Protección Civil como los informes más actualizados en cuanto la inspección del mencionado espacio. 

Este medio solicitó una entrevista con Pedro Ruiz Gutiérrez, secretario de Promoción Económica, la cual, al cierre de esta edición, no fue concedida. 

El registro también señala que se hizo una lista de recomendaciones puntuales para el mejoramiento del espacio, tanto en documentación que acredite su buen funcionamiento como en aspectos físicos que se deben atender.

La realización de un dictamen técnico estructural del inmueble y proyecto arquitectónico, dictamen técnico favorable de la instalación eléctrica avalado por la Secretaría de Energía Federal, proyecto de instalación de detectores de humo y un proyecto de instalación de lámparas de emergencia, son algunos de los señalamientos más importantes en cuanto a la documentación.

Y aunque Plaza Guadalajara cuenta con apenas ocho años de vida, Protección Civil destaca que es desde el año 2010 en que se encontraron graves deficiencias, mismas que no han sido atendidas por las autoridades, pero sí contribuyen a su debilitamiento realizando evento de masas sobre la estructura dañada y cuyo interior se encuentra apuntalado desde el 14 de febrero para evitar que la estructura caiga. 

Constructora con historial negro

El 31 de agosto del año 2005, bajo el concurso OPD-OD-PAV-LP-161/05, el Ayuntamiento de Guadalajara, en la administración del exgobernador panista Emilio González Márquez, asignó la licitación de obra pública a la Constructora Argamuro, S.A. de C.V. para “instalación y acabados de locales comerciales en Plaza Guadalajara”.

El importe ganador era por un monto de 15 millones 40 mil 594 pesos, más un importe de convenio adicional por 5 millones 360 mil 33 pesos, lo que sería un total de 20 millones 400 mil 627. Sin embargo, la inversión final fue de 34 millones de pesos.

La obra dio inicio cinco días después de la asignación por parte de la Dirección General de Obras Públicas, y finalmente fue entregada el 30 de noviembre del año 2006, un año después, bajo la administración de alcalde interino, Ernesto Espinoza Guarro.

Pero a ocho años de su inauguración, Plaza Guadalajara es registrada por inspecciones de la Dirección de Protección Civil y Bomberos del municipio como un espacio comercial de alto riesgo para su funcionamiento.

Y aunque poco se habla de sus creadores, las deficiencias del inmueble datan desde su construcción. 

La constructora tiene otros antecedentes: el pasado 5 de octubre del 2013, se registró un derrumbe en el área de Pediatría del Hospital Civil de Zapopan.

Desde abril del 2013 el propio alcalde de Zapopan admitió que dicho hospital se había convertido en un “foco rojo”, pese a que la construcción no era terminada y ya tenía dos años de haber sido iniciada, en aquella ocasión.

Lla obra había sido asignada directamente a la empresa Argamuro S.A. de C.V., misma que se encargó de construir Plaza Guadalajara.

Así mismo, Argamuro fue señalada como una de las empresas constructoras favoritas del Ayuntamiento durante la administración panista de 2007 a 2009, rankeada como la empresa número cuatro en asignaciones de obra, con un total de ocho contratos.

Actualmente Constructora Argamuro no es señalada por las deficiencias crecientes de Plaza Guadalajara, pese a su historial de inconsistencias en construcción. No así, en Zapopan está obligada a reponer el edificio colapsado y el equipo que resultó dañado, así como a salirse del contrato para la construcción de una segunda etapa del hospital.

Comentarios