Bailando y cantando con la agrupación sueca Covenant de synth pop fue como vivieron los asistentes el último espectáculo que que albergó el Plaza Condesa, aquél recinto que ha resguardado conciertos íntimos e historias musicales y al que ahora, los melómanos tendrán que decir adiós. 

Covenant presentó su más reciente producción discográfica “The Blinding Dark” el pasado 16 de septiembre junto a Aesthetic Perfection y ambos con lleno total, gente bailando y disfrutando el momento. 

El edificio ubicado en Avenida Juan Escutia número 4 de la Ciudad de México, erigido entre 1952 y 1973 no se encuentra de riesgo de colapsar como se manejo en redes sociales.

En diferentes cuentas de información en Twitter dijeron que se alejaran del recinto y la zona por una inminente caída de la estructura. 

Fue la empresa Ocesa que inició el desarrollo del inmueble para promover eventos de tipo espectáculo, artísticos y culturales. El lugar que vio pasar a numerosos artistas contaba con mejoras acústicas, de iluminación e inclusión. 

Autoridades de Protección Civil negaron finalmente que existiera dicho riesgo, sin embargo acordonaron la zona para revisar posibles fallas, pero no son daños estructurales.