¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

BILATERAL

Piden reparación para migrantes

Imelda García

Activistas acusan que los métodos de la patrulla han provocado la muerte de miles de personas a lo largo del tiempo, por lo que debe existir una reparación del daño a las familias de los fallecidos o desaparecidos


Ene 22, 2018
Lectura 4 min
portada post

Organizaciones de defensa de migrantes en Estados Unidos piden desaparecer la Patrulla Fronteriza (Border Patrol, en inglés) y que se repare el daño a las familias de quienes han fallecido en su paso hacia ese país, producto de las tácticas aplicadas por este cuerpo policial.

Las organizaciones No Más Muertes (No More Deaths, en inglés) y la Coalición de Derechos Humanos, ambas ubicadas en Arizona, han acusado que las tácticas utilizadas por los elementos de la Patrulla Fronteriza tienen como fin orillar a los migrantes a la desaparición o la muerte, especialmente en las zonas desérticas de cruce.

Mediante la estrategia “Prevención a través de la Disuasión”, señalan, la Patrulla Fronteriza utiliza todos los medios a su alcance para evitar que los migrantes indocumentados crucen a Estados Unidos, sin importar que eso signifique orillarlos a condiciones extremas que les provoquen la muerte.

Esto incluye desde hacer acercamientos extremos con helicópteros para dispersar a los grupos de migrantes -lo que provoca que muchos se pierdan en el desierto o se lesionen al tratar de huir-; la persecución en vehículos a alta velocidad -que a veces termina en atropellamientos-; o hasta eliminar la ayuda humanitaria, como galones de agua o comida que dejan voluntarios, para minimizar las posibilidades de sobrevivencia en el desierto.

Esas tácticas, acusan, han provocado la muerte de miles de personas a lo largo del tiempo, por lo que debe existir una reparación del daño a las familias de los fallecidos o desaparecidos.

Relacionado: PATRULLA FRONTERIZA DESTRUYE GARRAFONES DE AGUA Y ALIMENTOS PARA MIGRANTES

En la segunda parte de su informe “Muerte y Desaparición en la Frontera de los Estados Unidos con México”, dedicado a la “Interferencia a la Ayuda Humanitaria”, dado a conocer la semana pasada, estas organizaciones sostienen que especialmente la destrucción de la ayuda humanitaria es sistemática y rutinaria, parte de una estrategia en que el propio desierto se convierte en un arma mortal.

La agencia, como un todo, es culpable de significativas violaciones a los derechos humanos.

Basados en esta investigación y los descubrimientos de nuestros reportes previos, es claro que la conducta depravada y asesina exhibida por la Patrulla Fronteriza refleja una cultura de violencia profundamente atrincherada dentro de la agencia.

“Pensamos que nuestra primer demanda es la más crucial: Solicitamos a Protección de Fronteras y Aduanas el desmantelar en forma permanente a la Patrulla Fronteriza de los EEUU y establecer un programa de reparaciones para las familias de todas las personas desaparecidas o difuntas como un resultado de la política de Prevención a Través de la Disuasión en la frontera de los EEUU”, exigen las organizaciones.

Según cifras oficiales de la propia Patrulla Fronteriza, entre 1998 y 2016 fallecieron 6 mil 915 personas en su intento por cruzar a Estados Unidos, cuyos restos fueron recuperados.

Sin embargo, los activistas calculan que el número de personas fallecidas sería de al menos 11 mil, pues hay cientos de desaparecidos que se presume fallecieron y no se ha podido recuperar sus restos.

Acusan represalias

Ambas organizaciones denunciaron que horas después de dar a conocer su reporte, uno de sus voluntarios fue aprehendido por elementos de la Patrulla Fronteriza mientras ayudaba a un par de personas migrantes.

Se trata de Scott Warren, un hombre de 35 años de edad que fue acusado por ayudar a un inmigrante indocumentado a llegar a Estados Unidos, un delito grave en Arizona.

Sin embargo, ya en la Corte, el juez lo dejó en libertad debido a que en 2007 un juez federal desechó esos cargos contra activistas de No Más Muertes.

Las dos personas que fueron detenidas con Warren permanecen en custodia.
Scott Warren es un voluntario que trabaja en la zona de Ajo, Arizona, uno de los puntos donde hay más cruces y también donde se encuentra la mayor cantidad de restos humanos de migrantes indocumentados fallecidos.


Notas relacionadas

Nov 26, 2019
Lectura 3 min

Nov 25, 2019
Lectura 2 min

Nov 25, 2019
Lectura 2 min

Oct 6, 2019
Lectura 3 min

Comentarios