En el tercer y último día de luto nacional por los fallecidos por el coronavirus que ya suman 91 mil 895, en Palacio Nacional se realizaron dos ceremonias indígenas tradicionales.

En el patio central, los representantes de 20 pueblos indígenas destacaron que las celebraciones con motivo del Día de Muertos se realizaran en el recinto histórico y pidieron que Dios le dé “fuerza, valor, autoridad para gobernar a México” al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Resaltaron que ahora son tomadas en cuenta las comunidades indígenas.

Al mediodía, el principal Juan Encinos encabezó una oración tradicional tseltal de agradecimiento y protección en donde se encienden las velas y se reza para pedir por el bienestar, además se reparte tabaco bendecido entre los asistentes.

Después se realizó la Ceremonia tradicional wixárika de limpia de Mexquitic, Jalisco, encabezada por el marakame Lino López de la Cruz.

Las dos ceremonias estuvieron amenizadas por la Banda Donají, de la comunidad zapoteca de Villa Hidalgo Yalalag, Oaxaca.

Al término de la conmemoración, Juan Encinos, el rezador tseltal, agradeció que los grupos indígenas pudieran mostrar parte de su cultura.


“Queremos agradecerle infinitamente que nos ha tomado en cuenta, esto es muy importante, vamos a pedirle a Dios, el ser todopoderoso que le dé fuerza, valor, autoridad para gobernar a México”, expresó.

En los tres días de luto nacional se realizaron diversos actos en Palacio Nacional. El sábado, el presidente López Obrador encabezó el homenaje denominado “Una flor para cada alma, una ofrenda homenaje a las víctimas de la pandemia de Covid-19”.

Tras realizarse una limpia, recorrió junto con su esposa Beatriz Gutiérrez Müller los altares y ofrendas representativas de 20 grupos de los pueblos originarios.

En los arcos del patio central, se mostraron las tradiciones de pueblos como el Otomí, tarahumara, yaqui, huasteco, entre otros, para honrar a los fallecidos con los elementos representativos de los cuatro rumbos del país: oriente y costa del golfo; norte y centro norte; occidente y sur; sur y sureste.


El domingo, se realizó el “Encendido de velas: Una flor para cada almas” —sin la presencia del primer mandatario— en donde nahuas de la Sierra Norte de Puebla llevaron a cabo la ceremonia “Mihcailhuitl”, en donde se llama a las almas a través de una campana y se les guía al altar con una cruz de flores.

Los festejos fueron acompañados una banda de música tradicional.

Este martes 3 de noviembre, el primer mandatario retomará sus actividades públicas como la conferencia de prensa matutina a las 07:00 horas.