Verónica Juárez Piña, coordinadora del PRD en la Cámara de Diputados, hizo un llamado al Gobierno federal a frenar el incremento en el precio de las gasolinas, ya que representa otro golpe letal a la ya de por sí deteriorada economía de las familias mexicanas.

Comentó que este año el impuesto a las gasolinas debido a la inflación tendrá un incremento de 3.3 por ciento, junto con el tabaco y las bebidas azucaradas.

“Este incremento provocará un aumento en cascada de otros productos y servicios, como el transporte y alimentos que integran la canasta básica, lo que afectará aún más la economía familiar”, advirtió la perredista jalisciense.

Calificó como “insensible” este incremento, pues millones de trabajadores que son el sustento de sus familias se han quedado sin empleo y no parece que este año habrá condiciones idóneas para la recuperación de la economía.

Recordó que tan solo en el mes de diciembre se perdieron 277 mil empleos, “y Andrés Manuel, en lugar de fomentar un acuerdo que permita recuperar el crecimiento económico, la confianza y la certidumbre para la inversión y la creación de fuentes de empleo, responsabiliza a las empresas cuando su gobierno las ha abandonado en plena crisis económica provocada por la pandemia”.

Subrayó que los diputados del sol azteca han insistido en que se elimine el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), cuya actualización implica a partir de enero un aumento a las gasolinas, entre otros productos, pero la mayoría de Morena, en acuerdo con el Ejecutivo federal, se ha negado insistentemente.

“Es por ello que aunque trate de eludir su responsabilidad, este incremento es culpa del Presidente, pues ha incumplido su promesa de que en su gobierno no habría gasolinazos”, concluyó.

Proponen deducir medicinas y rentas

Las senadoras por el Partido del Trabajo (PT), Geovanna Bañuelos de la Torre y Nancy de la Sierra Arámburo propusieron utilizar las deducciones personales como un instrumento de política fiscal para promover el derecho a la salud, cultura y vivienda, con la finalidad de que el Estado brinde garantía efectiva a los derechos humanos.

Nancy de la Sierra especificó que el objetivo de la propuesta es utilizar la política fiscal del Estado mexicano para coadyuvar en la garantía efectiva de los derechos humanos, a través de los derechos económicos, sociales y culturales.

Al fundamentar la iniciativa, explicó que se propone reformar el artículo 151 de la Ley del Impuesto sobre la Renta a fin de incluir dentro del catálogo de deducciones personales los pagos que se hagan por concepto de compra de medicamentos, con lo que se estaría abonando al derecho a la salud.

Resaltó que el Gobierno de México debe emprender acciones legislativas de carácter fiscal para facilitar el acceso de las personas a la cultura y el conocimiento.

Por ello, se plantea que los pagos que se hagan por concepto de compra de libros, hasta por el equivalente a 75 Unidades de Medida y Actualización anuales, sean deducibles de impuesto, “esto con el objetivo de promover la lectura entre la población mexicana”, detalló la legisladora.

Respecto al derecho a la vivienda, Bañuelos de la Torre y De la Sierra Arámburo, legisladoras por Zacatecas y Puebla, respectivamente, proponen incluir dentro del catálogo de deducciones personales los pagos que se hagan por concepto del arrendamiento del bien inmueble que se destine a ser la casa-habitación del contribuyente hasta por el equivalente a 55 Unidades de Medida y Actualización mensuales.

También puedes leer: Gasolinas sin revisión ponen en riesgo a mexicanos