El coordinador del Partido Acción Nacional (PAN) en la Cámara de Diputados, Juan Carlos Romero Hicks, demandó al Gobierno federal dejar de lado la politiquería y que reconozca que ha tomado malas decisiones en enfrentar la pandemia de COVID-19, lo que ha ocasionado, a la fecha, la muerte de más de 30 mil mexicanos.

Criticó que sólo se busque salvar la imagen del presidente de la República y de su gobierno, en lugar de enfrentar la situación real que se vive en el país, pues es falso de que ya se haya tocado fondo o aplanando la curva de los contagios.

El panista dijo que el programa científico para combatir la pandemia del coronavirus, ha estado plagado de mentiras y falsedades por parte de las autoridades.

“No es con la falsa promesa de que ya tocamos fondo, de que se ha aplanado la curva, o de que todo está bajo control, como se detendrá el vertiginoso aumento de infectados y las lamentables muertes de mexicanos. Todas las noches escuchamos el mismo rosario de justificaciones para tratar de explicar la puesta en marcha de la nueva normalidad, en el peor momento de la pandemia”, dijo.

Por ello, advirtió que el PAN seguirá denunciando las irresponsabilidad de las autoridades gubernamentales para enfrentar la situación en el país, para atender la contingencia sanitaria.

“Como oposición estamos obligados a señalar la irresponsabilidad del presidente López Obrador y sus funcionarios al no haber hecho las reservas estratégicas en salud; en disminuir el presupuesto a la Dirección General de Epidemiología, recortando más del 50 por ciento del gasto de operación; incurrir en el subejercicio en materia de contratación de recursos humanos, y no asignar dinero para el mantenimiento o la inversión en infraestructura estratégica en hospitales de tercer nivel”, subrayó.

Manifestó que al día de hoy el INSABI, que sustituyó al Seguro Popular, tiene los plazos vencidos para determinar las disposiciones reglamentarias y atender a 50 millones de mexicanos.

En ese sentido, Romero Hicks indicó que la falta de un buen plan debe de ser evaluado sin criterios políticos y con el realismo que tuvo en la sociedad la toma de malas decisiones de las autoridades de los tres niveles de gobierno.

“La historia juzgará a cada quien, pero por ahora hay que ver por las familias mexicanas para que pasen este trago amargo de una mejor manera, sin incertidumbre económica, y con unidad alejada de polarizaciones. Mientras tanto exhortamos al Gobierno federal a que se mande una señal inequívoca del uso de cubrebocas y la realización de más y más pruebas a fin de detectar y aislar a tiempo a los contagiados y sus contactos evitando mayores brotes”, finalizó.

También puedes leer: Nueva York renace: así entrará a la fase 3 de reapertura económica tras pandemia