Salir de fiesta y pedir una bebida en un bar parece algo habitual; sin embargo, que una mujer pida una “Diana Doble” en la zona de bares de Garibaldi es una señal de que se encuentra en una situación de acoso sexual. 

Los resultados de la encuesta sobre la dinámica de las relaciones en los hogares (ENDIREH), que realizó INEGI en 2016, indican que 34.3% de las mujeres han experimentado violencia sexual en espacios públicos, dicha encuesta también señala que 71.4% de agresores en lugares públicos son desconocidos.

Ante la epidemia de violencia de género que sufre el país, el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México propone el uso de  palabras clave como medida de seguridad ante el hostigamiento sexual. Doce establecimientos comerciales de Plaza Garibaldi ofrecen asistencia a las mujeres que sufran de hostigamiento sexual, con el simple hecho de escuchar que ordenan una Diana Doble. 

La escultura de la Diana Cazadora sirvió de inspiración para establecer la palabra clave, con la que se denomina a la bebida que se ordena para evitar el acoso sexual. El tipo de asistencia que se brinda en los bares, depende de las palabras clave que se emplean al pedir la bebida.

Una “Diana doble  sola” es para que te ayuden a llegar al auto sin mayor complicación, para solicitar un taxi debes pedir una “Diana doble para llevar” y para llamar a la policía debes ordenar una “Diana doble Azul”.