A través del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) es posible conocer el país. Nuevo León tiene una población de 5 millones 784 mil 442 personas. La entidad neoleonesa aporta 7.8 por ciento al Producto Interno Bruto (PIB) nacional, según el Sistema de Cuentas Nacionales.

Este estado de la República se integra por 51 municipios. Monterrey, la capital, es la segunda zona metropolitana más grande a nivel nacional.

Nuevo León destaca por ser una entidad con vocación empresarial. Es el primer lugar nacional en el PIB de las manufacturas (11.1 por ciento), del sector industrial (9.1 por ciento) y del sector de la construcción (10.1 por ciento).

La Secretaría de Economía de Nuevo León, encabezada por Iván Rivas, difundió estos indicadores dados a conocer por el Inegi. Desde su campaña, el gobernador Samuel García ha enfatizado en el aporte económico que realiza la entidad neoleonesa al resto del país.

En entrevista con medios locales, el secretario planteó tres posibilidades sobre el PIB estatal para 2022: que en un escenario base crecería 3.5 por ciento; que en un contexto negativo sólo aumentaría 2.4 por ciento y, en el mejor de los casos, aumentaría 4.2 por ciento.

Confianza en el sector manufacturero

Rodrigo Fernández, presidente del Consejo Directivo 2021-2022 de la Cámara de la Industria de Transformación (Caintra) de Nuevo León, sostuvo en la conferencia de prensa que dio este organismo en diciembre que el PIB de la entidad crecerá este año.

“La dinámica exportadora permitirá un crecimiento mayor al del país tanto de 2021 como de 2022. Por ello, nuestro estado cerrará con un avance cercano al siete por ciento de su Producto Interno Bruto. Para 2022 esperamos un crecimiento superior a la media nacional, llegando a niveles de 3.6 por ciento”, declaró.

Esta última cifra concuerda con el escenario base de 3.5 por ciento que estimó el secretario de Economía, Iván Rivas. Sin embargo, la entidad neoleonesa fue de las primeras a nivel nacional en reconocer la cuarta ola de COVID-19 provocada por la variante Ómicron ; de su comportamiento depende el crecimiento de la economía.

“Si el impacto de la variante Ómicron es fuerte, la recuperación económica del estado se estaría dando hasta la primera mitad de 2023. Si no es así, la recuperación se empezaría a sentir a mediados de 2022”, señaló el funcionario.

Por su parte, el presidente de Caintra atribuyó los niveles de 3.6 por ciento, sobre todo, a la fortaleza de la manufactura en Nuevo León. En esto coincide Iván Rivas.

Que la variante ómicron no obligue al confinamiento es uno de los factores que influyen en el crecimiento económico

“Lo que nos ha sacado adelante ha sido el dinamismo del sector manufacturero del estado”, dijo.

Este sector donde Nuevo León es líder comprende unidades económicas dedicadas principalmente a la transformación mecánica, física o química de materiales o substancias con el fin de obtener productos nuevos; al ensamble de partes fabricadas; a la reconstrucción en serie de maquinaria y equipo industrial y al acabado de productos manufacturados.

“Pensamos que este año el PIB va a tener un crecimiento más moderado. En 2021 terminamos con siete por ciento, este año esperamos que el crecimiento sea alrededor de 3.6 por ciento. En la manufactura tuvimos un crecimiento de 12.5 por ciento y este año tendremos un crecimiento de cinco por ciento”, dijo Rodrigo Fernández, presidente de la Caintra en conferencia de prensa.

Crecimiento del PIB en 2022, pese a Ómicron

Que en 2022 el crecimiento del PIB sea de 3.5 por ciento, según la Secretaría de Economía de Nuevo León, o de 3.6 por ciento, de acuerdo con la Caintra, significaría estar a los niveles prepandemia.

Sin embargo, ambas expectativas están por debajo de las proyecciones del Centro de Investigaciones Económicas (CIE) de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), que proyecta que el PIB estatal será de 4.71 por ciento este año.

El CIE estima que Nuevo León no sólo recuperará el nivel del PIB de 2019, un año antes de la pandemia de COVID-19. También que la economía estatal terminará 2022 con 4.05 por ciento por arriba en términos reales.

El pronóstico del CIE depende de cuatro escenarios: que la variante Ómicron no obligará al confinamiento; que las disrupciones en las cadenas de suministro globales persistirán durante 2022 con mejoras a finales de año; que no habrá cambios constitucionales abruptos con respecto a la Reforma Energética; que los precios de los energéticos y materias primas desacelerarán tras el primer trimestre.

La Caintra de Nuevo León también tiene presente el impacto económico que la variante Ómicron puede causar. Ayer en conferencia de prensa Rodrigo Fernández hizo un llamado a la sociedad para fortalecer las medidas de seguridad.

“Es importante frenar los contagios de COVID-19 con el fin de no retrasar la recuperación económica, así como mantener el crecimiento de empleos. Las condiciones actuales sí son mejores versus el año pasado, principalmente por el avance en el porcentaje de adultos vacunados”, expresó.

El presidente de Caintra de Nuevo León también pidió a las empresas mejorar sus prácticas de seguridad ante Ómicron en los centros de trabajo.

“Como segundo punto, sabemos cuáles prácticas y comportamientos pueden poner en riesgo a nuestros colaboradores y sus familias. Llamamos a las empresas a seguir las mejores prácticas en sus centros de trabajo”, solicitó.

También puedes leer: AMLO insiste en que economía crecerá 6%, pese a caída del PIB en tercer trimestre