Las compras a sobreprecio en la alcaldía Iztapalapa de la Ciudad de México continúan con el gobierno de Clara Brugada.

La demarcación territorial compró alcohol desinfectante y cubrebocas para atender la pandemia de COVID-19 con sobreprecio de más del 50 por ciento.

En total, Iztapalapa erogó más de 100 mil pesos en adquirir los materiales referidos durante el primer trimestre de este 2021.

Sin embargo, el gobierno de la alcaldía negó que hayan sido realizadas a sobreprecio estas compras y afirma que era necesario por la pandemia de COVID-19. Incluso, que había proveedores que daban más caro.

Los contratos

En febrero de 2021, la demarcación firmó los contratos con folios IZTP/ DGA/AD/074/2021 y IZTP/DGA/ AD/069/2021 con la empresa Distribuciones Mantis S.A. de C.V. para adquirir cubrebocas y alcohol desinfectante.

El proceso para concretar ambas compras fue a través de la adjudicación directa, es decir, no hubo un concurso de licitación pública entre varios proveedores que asegurara las mejores condiciones para la administración pública.

Por medio del primer documento, el IZTP/DGA/AD/074/2021, se compraron cubrebocas y alcohol etílico, mientras que el monto que se acordó como pago fue 75 mil 110 pesos.

A su vez, el contrato IZTP/ DGA/AD/069/2021 se firmó para la compra de alcohol desnaturalizado por el monto de 28 mil 014 pesos.

Por último, por parte de la demarcación territorial autorizó los dos contratos Guillermo Rocha Ramos, director general de administración de la alcaldía.

En total, ambos documentos suman una cantidad de 103 mil 124 pesos que se pagaron a la demarcación a la empresa.

Los bienes con sobreprecio

Los tres bienes adquiridos por Iztapalapa fueron comprados más caros en comparación con su precio comercial, según cotizaciones realizadas con otros proveedores y portales electrónicos de otras tiendas.

El primer bien fueron 250 paquetes de 100 cubrebocas azules, sencillos, que tuvieron un precio unitario para Iztapalapa de 155 pesos. El anexo técnico del documento no especifica la marca o más detalles acerca del insumo médico requerido.

Sin embargo, en la tienda departamental Walmart los paquetes de 100 piezas de cubrebocas de triple capa y termosellados (de mayor calidad), están en un costo al público de 70 pesos, 39 por ciento más barato.

Mientras que en la tienda electrónica del proveedor Laboteca los paquetes de 100 cubrebocas lisos de color azul están en un precio de 101.15 pesos; 34.74 por ciento menos del monto que pagó Iztapalapa por pieza.

Por otra parte, la demarcación compró 13 porrones de 20 litros de alcohol etílico, sin marca, a un costo de dos mil pesos.

Sin embargo, en la tienda electrónica de artículos de limpieza Polvosholi, se cotiza en un precio comercial de mil 615 pesos, 19 por ciento más barato.

A su vez, el proveedor Bellerophon tiene el mismo bien a un precio de mil 099 pesos, 45 por ciento menor al pago que cubrió por unidad la alcaldía.

Y, en Mercado Libre los 20 litros de alcohol se ofrecen en mil 091 pesos, 45 por ciento más barato.

El último bien fueron 210 litros de alcohol sin desnaturalizar a un precio cada uno de 115 pesos. No obstante, en el portal de Universum Dental es de 60 pesos; cuesta 47.8 por ciento menos.

Mientras que en Mercado Libre se ofrece cada litro hasta en 80 pesos, 30 por ciento menos de lo que pagó la alcaldía del oriente de la capital.

Según la Ley de Adquisiciones de la Ciudad de México, siempre en cualquier proceso se deben procurar las mejores condiciones para la administración pública, por lo cual, comprar a sobreprecio es una irregularidad y violación al marco legal.

“Las dependencias, órganos desconcentrados, delegaciones y entidades podrán consolidarse entre una o más áreas para la adquisición o arrendamiento de bienes o prestación de servicios con la finalidad de obtener mejores condiciones observando para tal efecto las disposiciones del Código Financiero y las demás que establezca la Secretaría de Finanzas para el ejercicio del presupuesto”, detalla la ley.

Justifican compras

Guillermo Rocha, quien autorizó los contratos por parte de la alcaldía, argumenta que los precios a los que se compraron dichos bienes fueron los más bajos.

El funcionario dice que en ese momento, febrero de 2021, había escasez de alcohol y de cubrebocas, por lo que no se consiguieron mejores precios.

En este sentido, dice que la demarcación cotizó cubrebocas lisos de color azul en un monto de hasta tres pesos por unidad y que, si los hay más baratos, deben ser de peor calidad. No obstante, el anexo técnico del contrato no explica las especificaciones del cubrebocas.

“Nosotros adquirimos cada pieza a $1.50”, declara en entrevista.

Además, afirma, antes de que se llevara a cabo la adjudicación directa que favoreció a Distribuciones Mantis S.A. de C.V. se hizo un proceso de invitación restringida pero como los demás participantes no tenían los bienes se optó por la adjudicación directa.

“En esas fechas no había alcohol, cuando cotizamos estaba mucho más caro”, señala.

Por último, dice que la demarcación siempre ha buscado los precios más bajos en todas sus compras realizadas.

Ante esto, rechaza que no se haya seguido el proceso correspondiente para asegurar las mejores condiciones para la administración pública.

También puedes leer: Corrupción en compra de insumos en Iztapalapa