Para tener el control completo del sindicato y de los trabajadores de CFE, Víctor Fuentes se ha valido de tácticas como la intimidación, el hostigamiento y el desplazamiento de todos los liderazgos locales que le hacen sombra.

En la Sección 92 de Puebla, Víctor Manuel Carreto y su hijo Víctor Manuel Carreto Pacheco, fueron destituidos de sus cargos por una ofensiva orquestada desde la secretaría general nacional.

“Pese a que lo prohíben los estatutos, a través de una denuncia anónima dijeron que le falté el respeto a un trabajador. En 28 años no he tenido ninguna llamada de atención, reclamo, ni acta administrativa. Me quitaron mis derechos sindicales. Con mi papá lo mismo, con él usaron denuncias de gente contratada. Él lleva 61 años en el sindicato y como trabajador, es la persona con más capacidad, antigüedad y conocimiento, pero le hace sombra a Fuentes. Por eso, la orden fue descabezar la sección”, comenta Carreto Pacheco.

Además de la pérdida de derechos sindicales, el electricista denuncia que un grupo de personas cercanas a Fuentes, comandados por Víctor Manuel Trujeque, no solo asaltaron sus oficinas y les quitaron los vehículos, sino que también desconocieron los nombramientos que han hecho en los centros de trabajo.

A pesar de esto, Carreto Pacheco señala que ya emprendieron una ofensiva legal.

“Nosotros tenemos la toma de nota que legitima nuestros cargos. Afortunadamente desde el primer momento recurrimos a la justicia federal a través de amparos, los cuales continúan vigentes. Tenemos ya varias suspensiones, como la de los derechos sindicales que nos quitaron. Otras suspensiones señalan que están violando nuestros derechos humanos y que están sembrando el terror”, agrega.

Lamentablemente, comenta el entrevistado, ni la dirigencia nacional del SUTERM, ni la propia empresa productiva del Estado reconocen los recursos legales.

“En las próximas semanas saldrá un recurso legal porque no están aceptando las suspensiones. Y eso es muy grave, se podrían aplicar penas privativas de la libertad, inhabilitación y multas”, señala.

Finalmente, el líder electricista comenta que la ofensiva de Fuentes en contra suya y de su padre, es muestra de que perdió el control y de que su mandato está por terminar.

“Cuando tienes que reprimir y perseguir para que te acepten, para que no se tambalee tu reinado algo ya apesta. Se necesita una renovación profunda. Esa imagen de Víctor Fuentes saliendo de su lugar de trabajo en un auto de dos millones de pesos rodeado de chicas mostrándose para ver si son contratadas para trabajar en CFE, demuestra que su mandato ya está totalmente agotado”, finaliza.

Leer más:

Nueva era sindical; SUTERM espera prueba de fuego

Contrato Colectivo de Trabajo en duda