Un perro de servicio actúa con rapidez cuando observa que su dueña simula un ataque de epilepsia, y para evitar futuros golpes contra el suelo y en un intento de estabilizar a la víctima, el animal se mete entre el piso y la cabeza de la mujer para fungir como almohadilla.

Su dueña, explica en el video, padece de traumatiscmo craneoencefálico por lo que cualquier golpe en su cabeza podría resultar peligroso.

“Literalmente podría morir si me golpeo la cabeza muy fuerte de nuevo”, dice la mujer que aparece en el video entrenando a Colt, un labrador.

De acuerdo con ella, este es un procedimiento de entrenamiento para asegurarse de que el perro aún puede hacer todo en caso de que ella padezca algún ataque de nuevo.

“Él siempre busca asegurarse que yo esté a salvo y de alguna forma u otra lo intenta hasta que lo estoy. Soy tan bendecida por tenerlo, ha salvado mi vida en muchas maneras”, asegura.

Más: Quizá sea hora de deshacernos de nuestras mascotas 

Según ella, a Colt le tomó un año y medio entrenarse por completo, pero explica que este es un proceso que nunca se detiene.

¿Los perros pueden detectar ataques?

De acuerdo con la dueña de Colt, por lo menos alertar sobre los ataques no es algo que requiere de entrenamiento, pues es un instinto animal y es algo que se puede desde un inicio o en general no.

En estudios científicos que datan desde 1999, mucha de la evidencia también es anecdótica en el aspecto en que algunos perros sí pueden detectar antes de que ocurran los ataques e inlcuso otras condiciones médicas en humanos.

Leer: La era de los perrhijos

Además, pueden ser entrenados para que detectec cambios específicos que anteceden a los ataques para alertar a sus dueños alrespecto. Estos casos sí se registaron con una asociación de caridad llamada Support Dogs, en los que lograron alertar a sus dueños sobre futuros ataques con 15 y 45 minutos de anticipación, sin embargo, cada perro contaba con su tiempo de predicción.

Pero también existen los perros que asisten a los pacientes durante ataques de epilepsia. Un profesor de neurología de la Escuela de Medicina Johns Hopkins, Gregory Krauss, opina que los perros pueden servir como compañeros y de apoyo emocional para algunos pacientes con epilepsia, pero no hay evidencia objetiva de que todos los perros puedan predecir con exactitud los ataques.

La dueña de Colt explica que su perro sí le alerta sobre ataques y ella explica que por lo menos lo hace 15 minutos antes de padecer algún ataque, lo cual le resulta como tiempo suficiente para tomar medicamento.