El nuevo sistema de transporte público masivo que se implementó en el Anillo Periférico de Guadalajara, consistente en un corredor de autobuses articulados y conocido como Mi Macro Periférico o Peribús, moviliza diariamente a más del triple de los usuarios que registra la Línea 3 del Tren Ligero, inaugurada en septiembre de 2020.

Según los reportes del Gobierno de Jalisco, el sistema de Mi Macro Periférico está alcanzando los 300 mil usuarios diarios, una demanda muy superior a la de la Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara, que se encuentra por debajo de los 100 mil usuarios diarios, de acuerdo con su portal oficial: “¿A cuántos usuarios mueve diariamente la Línea 3? (…) Este nuevo sistema de tren ligero realiza aproximadamente 90 mil viajes diarios”.

Este gran diferencial en la utilización de estos dos sistemas de transporte público masivo ha llamado la atención por la inversión que requirió cada uno de ellos: la construcción de la Línea 3 del Tren tuvo un costo de 32 mil millones de pesos aportados por el Gobierno de México; el Peribús, en cambio, se implementó con menos de una tercera parte de esa bolsa presupuestal: ocho mil 943 millones de pesos.

Los cuestionamientos que se le han hecho hasta ahora al sistema de Mi Macro Periférico, inaugurado en enero de 2022, se han centrado principalmente en que su carril exclusivo o confinado no se extendió hasta Tonalá, un municipio metropolitano aquejado por la pobreza, así como que la alta demanda del servicio está generando lapsos de sobresaturación.

Este 5 de abril pasado, el titular de la Secretaría de Transporte (Setran) de Jalisco, Diego Monraz Villaseñor, se refirió al primer cuestionamiento en un encuentro que sostuvo con la Comisión Ejecutiva de Coparmex, según lo comunicó el Gobierno estatal.

“La habilitación de un carril exclusivo fue posible en la parte que la infraestructura de los 42 kilómetros de Periférico lo permitían, es decir, de la Estación Barranca de Huentitán a la de Carretera a Chapala; sin embargo, en una siguiente etapa se podrá abarcar todo el circuito, lo que por ahora se cubre con la Complementaria 01 que llega hasta Tonalá”.

En aquella sesión, el funcionario negó que se haya “excluido” a algún municipio, aseverando que, por el contrario, “se amplió la cobertura porque con las rutas alimentadoras y complementarias se incluyeron puntos importantes de la ciudad no contemplados anteriormente”.

Riesgos de saturación del Peribús

La crítica sobre la sobresaturación de Mi Macro Periférico, por su parte, ha sido abordada directamente por el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez; así sucedió el 4 de marzo de 2022, cuando el mandatario jalisciense reconoció que resultaba necesario adquirir más unidades para ese recién inaugurado sistema de transporte.

“A un mes de operaciones de Mi Macro Periférico, el Gobernador del Estado de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, señaló que el proyecto ha superado la demanda prevista en apenas 30 días, por lo que, en atención a las sugerencias de los usuarios, se llevarán a cabo ajustes para mejorar el servicio en la segunda quincena de abril, que incluyen, la compra de más unidades, la contratación de más personal y obras complementarias”, según lo comunicó el Gobierno del Estado.

Aquel día Alfaro Ramírez hizo algunas precisiones sobre los cambios que estaba requiriendo el Peribús, tras sus primeras semanas de operación: “Estamos tomando la decisión y acabo de autorizar recursos para la adquisición de más camiones, tanto para las complementarias, alimentadoras y las troncales. Estamos autorizando la contratación de más personal para temas de seguridad y de logística, estamos haciendo algunos ajustes en el calendario de las obras complementarias en términos de construcción que se están haciendo”, dijo.

El Gobierno de Jalisco no esperaba una demanda tan alta de usuarios en tan poco tiempo pues “en un mes Mi Macro Periférico alcanzó el nivel de demanda de uso contemplado en un mediano plazo”; y se ofrecieron estas comparaciones con otros sistemas similares:

“El BRT (por el término en inglés Bus Rapid Transit) de Insurgentes en la Ciudad de México esperaba una demanda de 160 mil pasajeros por día, y se alcanzó un año después; el BRT de Calzada Independencia en Guadalajara se estimaron los 120 mil pasajeros por día, que se alcanzaron a los dos años después; mientras que en Mi Macro Periférico la demanda prevista de 300 mil usuarios al día se cumplió en un mes”, explicó.

También se puede agregar el caso de la Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara, que fue diseñada para transportar 233 mil pasajeros diarios (su longitud es de 21.5 kilómetros), y lo cual no ha podido alcanzar pese a que fue inaugurada hace más de un año y medio.

En este sentido, se ha informado que una de las posibles causas de que la Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara no haya alcanzado aún la demanda prevista es que el reordenamiento de rutas que se requería para ello no se ha efectuado de conformidad con la planeación original.

Las rutas que se fueron

En su encuentro con el organismo empresarial, Monraz Villaseñor hizo algunas comparativas entre las características del nuevo sistema del Peribús, con las que tenían las rutas tradicionales que anteriormente atendían a los usuarios del Anillo Periférico y que fueron sustituidas por esta alternativa de transporte masivo.

“Los 300 mil usuarios diarios que ahora se transportan en Mi Macro Periférico no son sólo los que antes cubría la ruta 380, sino también los de las nueve antiguas rutas como la 619, 78, 378C y 321. (…) La anterior ruta 380 contaba con vehículos de limitada capacidad, con longitudes de entre 9.5 y 10.5 metros, mismos que no sólo fueron sustituidos uno a uno por unidades de mayor volumen y calidad en las rutas troncales y complementarias, sino también en cantidad y seguridad”, explicó.

Y complementó el gobierno estatal: “Ahora, la capacidad de las unidades ya es suficiente, tanto que en ‘horas pico’ se pueden trasladar al mismo tiempo 4 mil 200 pasajeros, lo que antes no era posible con las 120 unidades que tenía la ruta 380; Mi Macro Periférico cuenta con 180 unidades, entre troncales y complementarias”.

También puedes leer: Peribús de Guadalajara, riesgo ambiental latente