A esta edición de Intermoda, la cual termina el día de hoy, acudieron más de 500 empresas y 20 mil compradores. Entre ellos Edgar José Zavala, quien hace cuatro años fundó en Moroleón, Guanajuato, su empresa de ropa infantil.

Choys, comenta el joven empresario de menos de treinta años de edad, nació como una alternativa para vender productos de buena calidad y a buenos precios, ya que en México la buena calidad cuesta mucho y lo barato es de baja calidad. Además de que su nicho está dominado por las grandes transnacionales como Inditex y H&M.

“Nos ha ido muy bien. Lo que hemos hecho para combatir a los gigantes es cuidar mucho los procesos, desde el hilo, los acabados de las telas, el diseño y la confección”
Edgar José ZavalaDueño de Choys

La siguiente clave de su éxito es la manera de distribuir sus productos y venderlos.

“En el tema comercial, nos asociamos con muchísimas emprendedoras y distribuidoras que son las que dan la cara por la marca”, revela.

Pese a nacer en un poblado de menos de 50 mil habitantes, Choys, vende sus productos en todo el país y en Estados Unidos desde la Costa Oeste a la Costa Este.

“Tenemos taloneándole en Estados Unidos dos años. No me pelaban, los chinos estaban super bien posicionados y tenían el mercado acaparado. Pero pasa esto de la pandemia, se abre la puerta y como yo ya estaba esperando a que se abriera, nos metimos”.

Al igual que Choys, Cristal Qintanilla y Analí Medrano de Semilla, Moda Infantil, son empresas que crecieron durante la pandemia.

Sus productos son elaborados con textiles naturales, con teñidos artesanales y le apuestan al slow fashion, es decir, a prendas que tengan mayor vida y que puedan ser usadas por más tiempo

“Por eso nos llamamos Semilla, para sembrar en los niños desde pequeños el amor y cuidado por el medio ambiente. A pesar de que iniciamos en tiempos difíciles hemos ido creciendo. Desde que nacimos le apostamos a la venta al menudeo a domicilio en línea y ese es nuestro fuerte”, comenta Cristal.

En Yucatán nació también hace pocos años Valerosa ante la necesidad que había de vender ropa para mujeres talla extra.

Isabella Rivas, directora general de la marca, comenta que en el e-commerce ellos encontraron un gran nicho, ya que las mujeres como ellas estaban familiarizadas en comprar por internet debido a la oferta que había de productos para sus tipos de cuerpo.

Por su parte, Eduardo Novelo, director creativo y diseñador de la marca, confiesa que se siente muy contento de sus creaciones, ya que la ropa puede empoderar a las mujeres y convertirlas en casos de éxito.

“La ropa es parte de la personalidad y te puede generar éxito; ‘dress for success’, dicen. La ropa te puede hacer sentir mejor o como te quieras sentir. Es una expresión de ti, de tu ideología, tu psicología, el cómo te quieres proyectar al mundo y eso es lo que hacemos con Valerosa”
Eduardo NoveloDirector creativo y diseñador de Valerosa

Todos estos casos de éxito de las empresas no habrían sido posibles sin la transformación de los procesos y canales de venta tradicionales, los cuales vinieron con la pandemia.

También puedes leer:

Empresarios textiles tienen la oportunidad de vestir al mundo

Lo hecho en México gana terreno en el mundo de la moda