Peña Nieto justifica ‘gasolinazo’ en mensaje a la nación

En un mensaje a la nación con motivo del Año Nuevo, el presidente Enrique Peña Nieto,  justificó la decisión de aumentar  los precios de los combustibles hasta en un 20 por ciento y anunció medidas de austeridad en su gobierno

Tras su mensaje, la frase ¿qué hubieran hecho ustedes? Se volvió tendencia en redes sociales, donde se  mostró inconformidad por los argumentos expuestos.

Comparte esta nota

En un mensaje a la nación con motivo del Año Nuevo, el presidente Enrique Peña Nieto,  justificó la decisión de aumentar  los precios de los combustibles hasta en un 20 por ciento y anunció medidas de austeridad en su gobierno

Tras su mensaje, la frase ¿qué hubieran hecho ustedes? Se volvió tendencia en redes sociales, donde se  mostró inconformidad por los argumentos expuestos.

El presidente expuso que no podía sostenerse el subsidio a la gasolina, pues el monto equivale a paralizar por cuatro meses todos los servicios del Seguro Social, interrumpir dos años completos los apoyos el Programa PROSPERA a casi 7 millones de familias o suspender tres años el Seguro Popular, que beneficia a más de 50 millones de mexicanos.

“Aquí les pregunto: qué hubieran hecho ustedes”, dijo el mandatario, lo que desató una molestia generalizada.

El presidente anunció que a partir del primer trimestre de este año, se reducirá 10 por ciento la partida de sueldos y salarios de servidores públicos de mando superior de dependencias federales.

Sostuvo que su responsabilidad es “tomar decisiones difíciles en el presente para evitar afectaciones mayores en el futuro”, y llamó a enfrentar unidos los retos que depara 2017, el primero de ellos, el aumento en el precio de la gasolina.

“México y los mexicanos estaremos preparados para hacer frente a cualquier reto”, y que “con esa confianza, trabajaré para que cada hogar y cada familia tenga un 2017 de salud, éxito y bienestar”.

Justificó de nueva cuenta que el aumento en las gasolinas es por el alza internacional de los precios del petróleo  de casi 60 por ciento en todo el mundo, por lo que “este ajuste en el precio de la gasolina no se debe a la reforma energética ni tampoco a un aumento en los impuestos.

“Se trata de un aumento que viene del exterior. El gobierno no recibirá ni un centavo más de impuestos por este incremento”, y tratar de mantener el precio artificial de las gasolinas hubiera obligado a recortar programas sociales, a subir impuestos o a incrementar la deuda del país, poniendo en riesgo la estabilidad de toda la economía.

Antes de tomar esa medida, el primer paso que dio su administración fue recortar el gasto del gobierno en casi 190 mil millones de pesos, y a la fecha ha tenido que eliminar unas 20 mil plazas laborales, lo que representa una reducción en sueldos y prestaciones de más de siete mil 700 millones de pesos, indicó.

 “En el pasado, otros gobiernos decidieron mantener artificialmente bajo el precio de la gasolina para evitar costos políticos” y lo pudieron hacer “porque el país producía más petróleo, que se vendía más caro que nunca en la historia, y el gobierno tenía ingresos excedentes”.

 

Salir de la versión móvil