[kaltura-widget uiconfid=”38045831″ entryid=”0_42wjb66l” responsive=”true” hoveringControls=”true” width=”100%” height=”75%” /] Las múltiples demandas laborales realizadas por miles de trabajadores en contra de Pemex han complicado las finanzas de la empresa productiva del Estado, pues los pasivos necesarios para atender estos procesos legales no podrán ser utilizados para mejores fines como podría ser reducir la deuda con sus proveedores o invertir el dinero al interior de la comercializadora de petróleo y gas natural.

La reforma energética ocasionó un incremento de un 60 por ciento en el número de demandas laborales de los trabajadores en contra de Pemex, provocando un aumento en el pasivo laboral que tiene la empresa productiva y que supera los 10 mil millones de pesos.

Antes de la reforma, Pemex contaba con un inventario de 5 mil 975 juicios laborales con un pasivo por 8 mil 167 millones de pesos. Pero desde el 2014, año en que se inició la reestructuración, y hasta el 31 de diciembre 2016, Pemex recibió 3 mil 525 demandas de sus trabajadores –principalmente trabajadores inconformes por su jubilación- que generó un pasivo de 2 mil 271 millones de pesos.


El mayor pasivo por las demandas laborales que enfrenta Pemex proviene de los juicios por inconformidades relacionados con la jubilación de trabajadores

Según un informe de los juicios laborales vigentes hasta el 2016 que entregó Pemex a la Auditoria Superior de la Federación (ASF), la ahora empresa productiva tenía registradas 9 mil 500 demandas laborales que representaban un pasivo laboral de 10 mil 439 millones de pesos.

Hasta antes de la reestructuración, Pemex enfrentaba un total de 5 mil 975 demandas laborales, lo que le significaba un pasivo de 8 mil 167 millones de pesos, por lo que en sólo dos años, el pasivo en este rubro ha aumentado más de 2 mil millones de pesos.

El mayor pasivo respecto a las demandas laborales que enfrenta Pemex proviene de los juicios por inconformidades relacionados con la jubilación de trabajadores, el cual asciende a poco más de 4 mil 876 millones de pesos de las 4 mil 777 denuncias presentadas, cerca de la mitad del total del pasivo de la empresa productiva del Estado y poco más de la mitad de las denuncias.

567

Demandas por otorgamiento de jubilación a partir de que se reestructuró Pemex

Previo a la entrada en vigor de la reforma en materia de energía, el pasivo por demandas laborales por los cuatro conceptos relacionados con jubilaciones era de 3 mil 658 millones de pesos por las 2 mil 872 denuncias, sin embrago, en dos años los juicios casi se han duplicado y el pasivo se ha incrementado en más de mil millones de pesos, sólo en materia de jubilaciones.


Sólo en 2016, la empresa productiva del Estado recibió mil 498 nuevas demandas de juicio laboral

Por concepto de diferencia de jubilación (reglamento 1993) existen 322 demandas, de las cuáles 68 han sido interpuestas de 2014 a diciembre de 2016; por diferencia de jubilación (reglamento 2000) hay 2 mil 486 demandas, 822 correspondientes al periodo 2014- 2016; por diferencia de jubilación con base al contrato colectivo de trabajo se contabilizan mil 402, de las cuáles 726 fueron presentadas entre 2014 y 2016 y por otorgamiento de jubilación hay 567 demandas; 289 a partir de la reestructuración de la empresa.

322

Demandas por concepto de diferencia de jubilación fueron interpuestas entre 2014 y 2016

Derivado de inconformidades por reinstalación existían 2 mil 688 demandas laborales antes del 2014, las cuales representaban un pasivo de 3 mil 987 millones de pesos, sin embargo, a partir del proceso de reestructuración el pasivo en este rubro particular ha aumentado a más de 4 mil 800 millones de pesos y las denuncias suman ya 3 mil 914.

Por reinstalación por cancelación de plaza de confianza hay 681 demandas, 310 posteriores a la reforma energética; mil 687 más por reinstalación por cancelación de plaza sindicalizada de las cuáles 319 son a partir del 2014; por reinstalación por rescisión hay mil 407 demandas, 551 entre 2014 y diciembre de 2016; y por reinstalación por nulidad de jubilación se presentaron 46 demandas en el periodo 2014- 2016, y en total suman 139.

Además, las demandas laborales por quejas en la prórroga de contrato representan un pasivo de 722 millones de pesos, más de 212 millones más de lo que se tenía en 2014 (519.8 millones de pesos).


Pemex tiene una provisión de 15 mil 119 millones de pesos para cubrir posibles pagos por los diversos juicios en su contra

Sólo en 2016, la empresa productiva del Estado recibió mil 498 nuevas demandas de juicio laboral con un pasivo en total de 631 millones 463 mil pesos, la gran mayoría de las mismas relacionadas por inconformidades con jubilaciones.

La ASF informa también que derivado de los Estados Financieros de Pemex, la empresa tiene registrada una provisión de 15 mil 119 millones de pesos para cubrir posibles pagos por los diversos juicios civiles, fiscales, penales, agrarios, administrativos, ambientales, laborales, mercantiles, de amparo y procedimientos de arbitraje que enfrenta.

Reducción de personal

La tendencia al alza respecto a los juicios laborales en contra de la empresa productiva del estado está relacionada con la reestructuración que ha venido sufriendo a partir de la entrada en vigor de la reforma energética, que entre otras cosas contemplaba optimizar los recursos de la empresa para hacerla más rentable.

Después de la promulgación de la nueva Ley de Petróleos Mexicanos, la paraestatal se transformó en un organismo público descentralizado con personal jurídico y patrimonio propio, por lo que de igual forma tendría autonomía presupuestaria.


A partir de que Pemex pasó de ser una empresa paraestatal a un organismo público descentralizado con personal jurídico y patrimonio propio, una de las medidas que adoptó fue la reducción de las plazas y de personal que labora en el lugar

Según los últimos datos proporcionados por Pemex a la ASF, en el ejercicio 2016 la empresa dio de baja a 8 mil 533 empleados durante 2016, el 4.8 por ciento de su plantilla durante 2015, ya sea por causa de fallecimiento, liquidación o jubilación.

La mayoría de los trabajadores (6 mil 100) que causaron baja de la empresa en 2016 fueron sindicalizados, mientras que los 2 mil 401 restantes se trató de personal de confianza y en 32 casos la empresa no especificó el tipo de personal.

Por sector, la subsidiaria Pemex Refinación concentró la gran mayoría de bajas de trabajadores con 2 mil 596, de los cuáles 66 fueron por fallecimiento, 81 por liquidación y 2 mil 449 por jubilación.

En la lista sigue Pemex Exploración y Producción que durante 2016 prescindió de 2 mil 517 trabajadores, la gran mayoría (2 mil 378) por jubilación, 65 por liquidación y 74 por fallecimiento.


En 2016 Pemex dio de baja a 8 mil 533 empleados, cifra que representa el 4.8 por ciento de su plantilla del 2015

En el área de corporativo, Pemex reportó la baja de 2 mil 65 trabajadores, de los cuáles 1 mil 664 correspondieron a jubilaciones, 374 a liquidaciones y 27 a fallecimientos.

En suma de todas áreas de la paraestatal se jubilaron 7 mil 655 trabajadores y fueron liquidados 636 durante 2016, el resto de las bajas laborales (210) fueron por fallecimiento.

Respecto a los trabajadores jubilados y liquidados y su relación con las demandas laborales, se puede observar que hay un mucho mayor porcentaje de inconformidad en las condiciones de jubilación que en las condiciones de liquidación por parte de la empresa.

Continúa leyendo:

Sindicato petrolero, el manejo opaco por Imelda García