¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

CONSTITUCIóNCDMX

Parteaguas Constitucional

Carlos Salazar

La Constitución de la Ciudad de México –que está en proceso de redacción– debe ser un hito para que el país tenga una nueva Carta Magna que sustituya a la centenaria de 1917.

Así piensa Porfirio Muñoz Ledo, uno de los principales impulsores del nuevo estatuto para el país, así como de la autonomía de la Ciudad de México.


Jul 6, 2016
Lectura 11 min

80% es el avance de la propuesta para la nueva Constitución

Para el senador Alejandro Encinas, la nueva Carta Magna debe representar la diversidad de la ciudad y legitimar a los constituyentes

“Hay un margen muy amplio para no solamente hacer innovación legislativa, sino fundamentalmente fortalecer los derechos de los ciudadanos partiendo del concepto global que es el derecho a la ciudad”

- Alejandro Encinas

“Se termina un capítulo, se presenta de inmediato, se discute en reuniones de aproximadamente dos horas, entonces todo mundo hace observaciones, hay réplicas, y al final se toma nota de todo lo que se propuso, lo incorporamos, lo adecuamos, si ya no hay observaciones, se envía”

- Porfirio Muñoz Ledo

https://youtu.be/c9PQC9x2v1g

“Estamos en un momento verdaderamente crucial. Para mí esto representa la culminación de muchos esfuerzos. Comenzamos a preparar desde hace bastante tiempo los materiales fundamentales y a promover encuentros, foros y acudir a todo tipo de debates con este propósito” 

- Porfirio Muñoz Ledo

Comisionado para la Reforma Política del Distrito Federal

https://youtu.be/bjYuy9T1RDs

La Constitución de la Ciudad de México –que está en proceso de redacción– debe ser un hito para que el país tenga una nueva Carta Magna que sustituya a la centenaria de 1917.

Así piensa Porfirio Muñoz Ledo, uno de los principales impulsores del nuevo estatuto para el país, así como de la autonomía de la Ciudad de México.

Desde su puesto como Comisionado para la Reforma Política del Distrito Federal, Muñoz Ledo está cerca de ver la materialización de uno de sus anhelos, el fruto de varios años de trabajo, el nacimiento de la primera Constitución Política de la Ciudad de México.

“Estamos en un momento verdaderamente crucial. Para mí esto representa la culminación de muchos esfuerzos. Comenzamos a preparar desde hace bastante tiempo los materiales fundamentales y a promover encuentros, foros y acudir a todo tipo de debates con este propósito”, aseguró el político a Reporte Indigo.

Muñoz Ledo verá cumplido uno de sus objetivos, sin embargo, su meta es una nueva Constitución Federal, y espera que la Carta Magna de la CDMX sea un parteaguas para que se avance en este sentido.

“Desearíamos que lo fuera. Creo que si es exitoso el Constituyente, y si realmente se hace un orden normativo diferente y si tiene repercusiones además en la vida cotidiana de los habitantes se va a ahondar la conciencia de la necesidad de que se requiere una nueva Constitución Federal”, confía.

El funcionario considera que la Constitución de 1917, que sigue vigente, ha quedado desfasada por la actualidad a pesar de las más de 650 modificaciones que se le han hecho a lo largo de estos casi 100 años.

“Ha sido muy deformada, ya tiene tremendas incongruencias, fue hecha en distintas épocas, con distintos objetivos políticos, con distintos contextos, con distintas orientaciones ideológicas”, detalla.

Muñoz Ledo ha sido presidente de dos de los más importantes partidos políticos en México: el PRI y el PRD, además ha ocupado cargos de importancia en la administración pública y ha sido legislador tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado.

Hoy, se encuentra al frente del Grupo Redactor del proyecto de Constitución de la Ciudad de México, el cual será el encargado de presentar una propuesta de Carta Magna al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, para que él, como indica su facultad constitucional, lo presente a la Asamblea Constituyente.

El Grupo Redactor

En el grupo de redacción del proyecto de Constitución de la CDMX, son asesores del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera y es presidido por él mismo, y en sus ausencias, por Porfirio Muñoz Ledo.

Cuenta con 30 integrantes, entre los que se encuentran miembros de la clase política, académicos, activistas, escritores, periodistas y empresarios que tienen como objetivo reflejar la pluralidad de la ciudad en la nueva Constitución.

“El número de participantes siempre es relativo porque crece por momentos, por ejemplo si se discute un tema muy específico, pueden venir especialistas, pueden venir asesores, además existe el grupo de expertos que formó el doctor Juan Ramón de la Fuente”, afirma Muñoz Ledo.

El grupo trabaja como una red horizontal, donde constantemente se están cruzando los integrantes, funciona a base de grupos de trabajo que presentan sus propuestas sin un orden establecido, sino conforme terminan capítulos, y las decisiones se toman por consenso.

“Se termina un capítulo, se presenta de inmediato, se discute en reuniones de aproximadamente dos horas, entonces todo mundo hace observaciones, hay réplicas, y al final se toma nota de todo lo que se propuso, lo incorporamos, lo adecuamos, si ya no hay observaciones, se envía”, explica.

El avance en la redacción, asegura Muñoz Ledo, es superior al 80 por ciento en lo que llaman un borrador consolidado el cual será revisado por el grupo, y posteriormente pasará a un grupo más pequeño para realizar los ajustes de orden jurídico y sistemático, para ser entregado al jefe de Gobierno a mediados de julio.

“Una vez terminado lo entregaremos al jefe de Gobierno y él tomará la decisión de cuándo lo hace público, él no tiene la obligación sino hasta el día 15 de septiembre que se instala el Constituyente”, indica.

Muñoz Ledo está convencido de que la Constitución será de avanzada, innovadora, y aunque reconoce que algunos temas serán discutibles y que el constituyente tomará la decisión definitiva, confían entregar un buen trabajo.

“Yo creo que el objetivo primordial es contribuir a la reconstrucción institucional del país. Es obvio que vivimos una crisis social muy profunda, la violencia y la corrupción dominan muchos aspectos”, dice.

Por la innovación legislativa

El senador Alejandro Encinas, integrante del grupo que tiene a cargo la redacción del proyecto de Constitución de la Ciudad de México, asegura que la tarea no es solo redactar la Carta Magna sino construir una legitimidad.

“Hay una legitimidad cuestionada de origen, en primer lugar porque no todos los constituyentes fueron electos, ahí hay un déficit de legitimidad, porque no llegaron con el respaldo del voto”, explica.

Los trabajos del grupo redactor están enfocados en construir un instrumento que permita la convivencia y el desarrollo de la ciudad, donde el eje articulador deben ser las personas y no el gobierno, asegura Encinas.

“Hay un margen muy amplio para no solamente hacer innovación legislativa, sino fundamentalmente fortalecer los derechos de los ciudadanos partiendo del concepto global que es el derecho a la ciudad”, indica.

Para Encinas, el grupo redactor es un preámbulo de los debates que se realizarán en el Constituyente, y gracias a la integración de un grupo plural y diverso, además de la apertura a un gran abanico de propuestas, confía en que en el resultado final esté reflejada la diversidad de la ciudad.

“El debate ha sido de una gran riqueza, ha habido intervenciones extraordinarias. Más allá de convertirse en un foro académico o seminario, lo cierto es que es un espacio de debate político con una visión de muy largo plazo para el desarrollo de la ciudad”.

Los ejes de la Constitución

El texto constitucional que está por entregar el grupo redactor estará dividido en tres grandes ejes, siendo el primero y el más importante, la carta de derechos, que tiene que ver con los derechos individuales y sociales.

 “Ya no los programas sociales sino concebirlos como derechos universales”, afirma Muñoz Ledo.
La segunda parte es la relacionada con la planeación a largo plazo, y donde se tocarán temas como el agua, la vivienda, la movilidad y la descentralización de la ciudad.

“Ya no queremos improvisación, se está discutiendo cuál será el plan de la ciudad, pero será transexenal. Habrá instituciones democráticas para el tema tan delicado del uso de suelo. La planeación territorial de la ciudad tiene que ver con el uso de suelo”, detalla.

La tercera parte, la llamada parte orgánica, que es la distribución del poder, pondera una democracia participativa, donde la participación ciudadana es clave, no frente a la autoridad, sino como parte del ejercicio de la autoridad.

“Habrá una nueva relación con el gobierno federal, ya no vamos a ser súbditos como lo fuimos del gobierno federal sino los huéspedes, ya no legislara el Congreso de la Unión en materia de la ciudad”, dice.

El debate que viene  

Con una Asamblea Constituyente sin clara mayoría para alguna fracción política, los temas deberán entrar a consenso.

Para que una propuesta de ley sea aprobada en la Asamblea Constituyente se requerirá las dos terceras partes del voto de los 100 diputados constituyentes que la integran.

Previendo la distribución de fuerzas y cómo quedó conformada la Asamblea Constituyente, el consejero jurídico capitalino, Manuel Granados, dijo que ninguno de los grupos políticos tiene las dos terceras partes de la votación asegurada, por lo que estarán obligados a tejer consensos más allá de grupos parlamentarios, por temas de interés.

“Nadie tiene las dos terceras partes, no veremos actuar a grupos parlamentarios sino grupos que se unan por interés de tema”, consideró.

El consejero jurídico explica, respecto al debate que pudiera generarse en torno a algunos temas, que  la Constitución de la Ciudad de México no puede echar marcha atrás en los derechos ya ganados.

“Sí podemos generar nuevas leyes y su reconocimiento, la accesibilidad al agua, el combate a la corrupción, sistemas de desarrollo urbano, reconocimiento de pueblos indígenas, temas que socialmente los grupos específicos ponen en la mesa, protección a los animales, combate a la corrupción y la que tiene que ver con garantizar las áreas verdes, el reconocimiento de la comunidad LGBT”, detalla.

Explica que todos los derechos consagrados o logrados en la ciudad no pueden ser regresivos debido a que la Suprema Corte de Justicia  ordena que los derechos deben ser progresivos, no puedes eliminarlos; si ya los reconocieron, no pueden desaparecer.

En ese caso está el derecho a decidir sobre el cuerpo, en el caso de la mujer y el aborto; los matrimonios entre personas del mismo sexo y las adopciones, fundamentalmente estos últimos, parte de los temas que han generado polémica, discusión y choque entre diversos sectores de la sociedad capitalina.

Más adelante, una vez que se concluya la propuesta, el grupo redactor junto con el jefe de Gobierno de la ciudad tomarán la decisión de si se da a conocer el contenido del borrador, previo al envío y entrega a la Asamblea Constituyente.

Borrador alterno de Morena  

Una vez instalada la Asamblea Constituyente, los morenistas buscarán integrar sus propuestas a la Constitución de la CDMX por la vía de las modificaciones o adiciones a los artículos planteados.

Mientras el grupo redactor de la Constitución avanza, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) mantiene abierto un portal en Internet para que la ciudadanía envíe propuestas para la Carta Magna que se aprobará en la Asamblea Constituyente.

José Alfonso Suárez del Real, diputado local de Morena y uno de los que más defienden el derecho de la ciudadanía a intervenir en este histórico momento, explicó que se procesan más de 500 propuestas para ponerse sobre la mesa de debate.

Los 22 diputados constituyentes electos de Morena analizan dicho paquete con miras a incluirlos en un documento alterno al que presentará por ley el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

“El compromiso es presentar ese documento alterno a pesar de que sabemos que el monopolio lo tiene el documento de Miguel Ángel Mancera”, apunta el legislador de Morena.

Desde su irrupción en el panorama político de la capital, Morena mantiene una actitud crítica hacia el gobierno local, de ahí que anunciara la estrategia de elaborar y presentar un alternativa a los 17 grandes temas que contemplará el documento que ya casi termina el grupo redactor de la CDMX.

Morena tiene claro que la atribución legal le corresponde a Mancera Espinoza, de ahí que los 22 diputados constituyentes del partido que fundó Andrés Manuel López Obrador buscarán integrar sus propuestas durante el proceso de discusión que ocurra una vez instalada la Asamblea Constituyente, por la vía de las modificaciones o adiciones a los artículos planteados.

Sigue leyendo:
“Contempla revocación de mandato” Por Icela Lagunas


Notas relacionadas

Sep 18, 2018
Lectura 6 min

Ene 31, 2017
Lectura 4 min

Ene 11, 2017
Lectura 6 min

CONSTITUCIóNCDMX

Hora de negociar

Icela Lagunas


Ene 11, 2017 Lectura 6 min

Dic 15, 2016
Lectura 5 min

CONSTITUCIóNCDMX

El cónclave indígena capitalino

Icela Lagunas


Dic 15, 2016 Lectura 5 min

Comentarios