Entre denuncias de injerencia y parcialidad, Miguel Barbosa fue elegido por segunda ocasión como candidato a la gubernatura de Puebla por Morena a través de una encuesta que dejó un sabor agridulce entre los tres contendientes, pero que aún así fue aceptada.

“Durante la precampaña denuncié la imparcialidad del gobierno y la injerencia del gobierno del estado, también de la dirigencia nacional. Esta encuesta, este resultado lo respeto pero no lo comparto”, dijo al respecto el senador con licencia Alejandro Armenta.

El expriista explicó que en la encuesta, realizada durante el fin de semana, se tomaron en cuenta cuatro rubros: conocimiento, opinión del candidato, cercanía y nivel de competencia. En tres de estos Armenta sacó mejor calificación con respecto a sus rivales.

“Casualmente en el indicador de conocimiento salgo muy abajo, este porcentaje no corresponde con la realidad de mi posicionamiento en Puebla. Cada año yo me hago estudios demoscópicos para saber cómo está mi nivel de posicionamiento y mi nivel de posicionamiento está entre 45 y 50 puntos, no en 29 como supuestamente fue el resultado”, agregó.

Finalmente Armenta dijo que respetará los resultados pero que con ánimos de transparentar el proceso y dejar un precedente de las irregularidades, las denunciará ante el órgano de Honestidad y Justicia del partido.


“Voy a presentar una queja interna en Morena para presentar los elementos que yo tengo sobre la injerencia del Gobierno de Puebla y sobre la parcialidad con la que se condujo la dirigencia nacional denotando mi participación y privilegiando la participación de otro candidato (Miguel Barbosa)”

Alejandro Armenta

Excandidato de Morena

Por su parte la senadora, Nancy De la Sierra, expresó que la jornada para la definición de la candidatura oficial de Morena fue pesada, pero que quedó conforme con los procesos de su partido, por lo que ahora apoyará en su aspiración a Luis Miguel Barbosa.

“Nos dieron a conocer el resultado de la encuesta y posteriormente fijamos cada uno nuestras inquietudes y posturas. Al final, fue un proceso inédito, nuevo, del que todos tenemos que aprender pero en mi caso, termino con mucha satisfacción, con mucho agradecimiento de poder participar y con ganas de sumar”.

La integrante del grupo parlamentario del Partido del Trabajo (PT), comentó que a pesar de que los tiempos para el desarrollo de la contienda en precampañas estuvieron muy acotados, tuvo el privilegio de entrar en contacto con los ciudadanos.

“Tuvimos la oportunidad de presentar una propuesta a los poblanos. La encuesta se aplicó este fin de semana y el resultado tardó en conocerse por el proceso que lleva”.

De vuelta a su escaño en la Cámara alta, la legisladora se concentrará en sus trabajos en la comisión de Radio y Televisión, pero sin perder de vista las experiencias que le dejó el proceso como precandidata.

“Creo que hay mucho que mejorar en todo el proceso. Hay que fortalecer el interior de Morena; es un partido muy joven que está en construcción y con la salida de tantos actores al Gobierno federal y a las posiciones políticas, creo que Morena se quedó sin una dirección estatal que pudiera llevar un proceso más cercano a los candidatos (…) Pero sin lugar a duda fue muy interesante participar”.