Mientras diputados y funcionarios se pronunciaron por regular el outsourcing, empresarios y expertos en la materia pidieron al Poder Legislativo no atentar con las fuentes de trabajo que se encuentran bajo este esquema.

Los especialistas indicaron que actualmente hay en el país ocho millones de personas que están bajo el esquema de la subcontratación y que para el próximo año esa cifra se va a elevar debido a las reformas que en materia laboral se han venido realizando.

Manifestaron que la subcontratación no puede desaparecer porque se afectaría a muchas empresas que en su mayoría son pequeñas y medianas.

Pese a ello, la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, pidió terminar con el lado negativo del outsourcing que ha precarizado el mercado laboral y acusó a la administración pasada de una inacción por complicidad y corrupción.

“Muchos se hicieron multimillonarios con estas figuras, pero lo cierto es que dejaron crecer la subcontratación abusiva. Por ejemplo, por parte de la STPS no había habido una sola inspección (…) entonces creció y creció”, acusó.

Durante el parlamentario abierto sobre subcontratación laboral, organizado por la Comisión del Trabajo en la Cámara de Diputados, la funcionaria dijo que el outsourcing es como el colesterol, que hay del bueno y del malo.

Finalmente María Luisa Alcalde llamó a los legisladores a enfocar las baterías para analizar y erradicar de fondo la subcontratación abusiva, que funciona fuera de la ley y que se utiliza como un mecanismo para malbaratar la mano de obra, además de que no cumple con los principios básicos de los derechos laborales, subregistra en el Seguro Social, no se hace cargo de las obligaciones patronales y es una especie de defraudación a los trabajadores

“Y se mezcla con defraudación fiscal, incluso diría yo con lavado de dinero”, denunció Alcalde Luján, quien dijo que se ha venido construyendo un andamiaje y toda una estructura compleja que ha dañado a los trabajadores del país.

También puedes leer: Combatir al mal outsourcing en la 4T