Con 22 votos a favor y ocho en contra, el pleno de Tabasco aprobó este lunes la ‘Ley Antichatarra’, la cual prohíbe la venta y distribución de alimentos y bebidas con alto contenido de azúcar, carbohidratos refinados y grasas a menores de edad.

Apenas 12 días después de que Oaxaca fuera la primera entidad en modificar su marco legal en favor de la salud de los niños mexicanos, Tabasco siguió su ejemplo.

La serie de reformas a las leyes locales de Salud, Educación y Hacienda, prohíben “la venta, distribución, donación, dádiva y suministro de bebidas azucaradas preenvasadas, bebidas azucaradas carbonatadas, golosinas y alimentos procesados adicionados con altas cantidades de grasa, azúcares y sodio” en todo el Estado.

La ‘Ley Antichatarra’ fue presentada por el gobernador Adán Augusto López.

Lee: Diputadas van contra alimentos ‘chatarra’

Tras la publicación de la nueva ley, la Secretaría de Salud deberá emitir un listado de los productos que se deben prohibir.

Además, se adiciona al artículo 146-Bis de la Ley de Hacienda Municipal del Estado de Tabasco que se prohibirá la instalación de máquinas expendedoras y la colocación de anuncios, carteles o cualquier tipo de publicidad referente a comida chatarra en un radio de 300 metros de centros educativos de nivel básico y centros de atención médica ambulatoria y hospitalaria.

Al respecto, los diputados de oposición del PRD y PRI criticaron la reforma y consideraron que sólo se hizo por “moda”.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Salud, Manuel Antonio Gordillo, dijo que esto es sobre la salud pública y lo necesario que es generar un cambio sustancial de forma urgente.

Te recomendamos: Presentan iniciativa para prohibir venta de comida chatarra a menores en todo México