Juan Manuel y Jorge Alan desaparecieron el domingo tras salir de Querétaro con rumbo a Celaya, pero este lunes fueron localizados sin vida y con huellas de violencia en la comunidad de Gasca.

Juan Manuel Orozco Parra, de 31 años, y Jorge Alan Reyes Nieves, de 27, salieron el domingo desde Querétaro hacia Guanajuato en un vehículo Jetta color gris.

Sin embargo, su familia perdió contacto con ellos alrededor de las ocho de la noche, pues desde ese momento no entraron más llamadas a sus celulares; por lo que sus conocidos comenzaron a difundir sus fotografías para dar con su paradero.

Fue hasta el lunes cuando la Guardia Nacional informó a la Fiscalía General de Guanajuato sobre el hallazgo de dos cadáveres masculinos en la salida de Celaya a Juventino Rosas.

Los hombres tenían sangre, signos de violencia y fueron abandonados sobre una tierra de cultivo, por lo que los campesinos que iniciaban sus labores en la zona fueron quienes realizaron el descubrimiento.

Tanto Jorge como Juan tenían disparos de arma de fuego en la cabeza. Cerca de ellos, habían marcas de huellas de neumáticos sobre la tierra.

Fue hasta este martes cuando los familiares de los difuntos comprobaron que se trataba de los jóvenes a quienes estaban buscando, aunque la Fiscalía aún no confirma la identificación.

“No es seguro viajar a Guanajuato”

“No es seguro viajar a Guanajuato”, publican medios locales tras el doble homicidio, ocurrido pocas semanas después del asesinato de Karen Hervey y Lázaro Ríos, cuya desaparición ocurrió el 6 de diciembre del año pasado.

Karen Hervey, de 23 años y originaria de Querétaro, fue reportada como desaparecida luego de acompañar a Lorenzo Ríos, de Guanajuato, al funeral de su padre en Valle de Santiago. Ambos fueron localizados sin vida en ese lugar, incinerados dentro de la camioneta donde viajaban.

De enero a noviembre de 2020, en Guanajuato se aperturaron 4 mil 560 carpetas de investigación por homicidio, de las cuales, 3 mil 121 fueron por homicidio doloso y 2 mil 522 delitos perpetrados con arma de fuego.

A inicios del 2020, el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez, reconoció que en el estado habían incrementado los feminicidios y homicidios en general, atribuyéndolos a las disputas en torno al robo de hidrocarburos en la zona.

“No son solo los de mujeres, todos los homicidios aumentaron. De hecho se duplican los homicidios dolosos en el Estado de Guanajuato y evidentemente es en el caso de hombre y mujer. Hay que seguir trabajando muy fuerte, por eso la mesa de seguridad es fundamental”.

Te puede interesar: Asesinan al diputado panista de Guanajuato, Juan Acosta Cano, mientras se ejercitaba