Con 20 votos a favor y cinco en contra, el Congreso de Yucatán aprobó este miércoles el matrimonio igualitario en la entidad, con lo que personas del mismo sexo podrán unirse de manera de legal.

De esta manera, el código civil estatal ha dejado de reconocer el matrimonio exclusivamente como la unión de un hombre con una mujer, y ahora lo extiende a la unión entres dos personas.

Las y los diputados modificaron así los párrafos segundo y tercero del artículo 94 de la Constitución Política del Estado de Yucatán.

“El matrimonio es una institución por medio del cual se establece la unión jurídica libre y voluntaria de dos personas con igualdad de derechos, deberes y obligaciones para realizar la comunidad de vida en donde ambos se procuran respeto y ayuda mutua”, señala la nueva redacción.

Cabe recordar que, desde 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió que es inconstitucional prohibir que dos personas del mismo sexo unan sus vidas en matrimonio, pues se atenta contra su derecho al libre desarrollo de la personalidad.

De esta manera, todos los congresos estatales están obligados a quitar el candado al matrimonio igualitario. De hecho, Yucatán ya había rechazado aprobar la unión entre parejas del mismo sexo en dos ocasiones, pero la Corte lo obligó a votar nuevamente el tema.

Lee también: La lucha por el matrimonio igualitario en Yucatán

Hasta el momento, son 11 los congresos locales que se han negado a corregir sus códigos civiles para permitir dicha unión.

Sin embargo, cualquier pareja en México puede solicitar un amparo, apelando al citado criterio de la Suprema Corte, para contraer matrimonio.