¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

GORDILLO

Otra cárcel para Elba Esther

Icela Lagunas

Elba Esther Gordillo salió de la Torre Médica del penal de Tepepan por su propio pie. Luego hizo otro tramo en camilla, hasta que subió al vehículo oficial del Sistema Penitenciario que la trasladó al hospital privado Ángeles Interlomas, donde será intervenida y pasará al menos tres semanas.

“En un vehículo normal en el que se traslada a los internos que requieren revisión médica externa, como marca el protocolo”, explicó una fuente oficial que pidió resguardo.


Nov 18, 2015
Lectura 5 min

Elba Esther Gordillo será intervenida tras la aparición de dos aneurismas, que es la dilatación, semejante a un globo, que se produce en una arteria

Elba Esther Gordillo salió de la Torre Médica del penal de Tepepan por su propio pie. Luego hizo otro tramo en camilla, hasta que subió al vehículo oficial del Sistema Penitenciario que la trasladó al hospital privado Ángeles Interlomas, donde será intervenida y pasará al menos tres semanas.

“En un vehículo normal en el que se traslada a los internos que requieren revisión médica externa, como marca el protocolo”, explicó una fuente oficial que pidió resguardo.

Ya en el hospital privado de la red Ángeles, Elba fue ingresada en una silla de ruedas hasta el cuarto donde la esperaba el equipo médico que la intervendrá por dos aneurismas.

Una guardia permanente de al menos cinco elementos por turno, en su mayoría mujeres, la acompañará durante el tiempo que dure su estancia en ese nosocomio,

El personal de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) no participó en el dispositivo para no generar más expectativa en torno al traslado.

Estuvieron exclusivamente elementos de la Subsecretaría del Sistema Penitenciario.

Abogados, familia y las propias autoridades del Gobierno del Distrito Federal (GDF) mantienen discreción respecto a los detalles del procedimiento médico y el tiempo que la exdirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) estará en el hospital bajo rigurosa vigilancia. Trascendió que estará fuera de la cárcel al menos tres semanas.

 “Salió muy temprano, ya está con los médicos y ella se muestra de muy buen ánimo y confiada en que muy pronto podemos tener muy buenas noticias”, dijo el abogado Marco del Toro, quien encabeza a la defensa de Gordillo.

La maestra enfrenta cargos por delitos de delincuencia organizada, lavado de dinero y defraudación fiscal.

Su abogado adelantó que una vez que se practique la operación se solicitará al juez que se le otorgue el beneficio de libertad domiciliaria, a fin de que pueda recuperarse en casa.

¿Regresará a prisión luego de la operación?, se le cuestionó al defensor.

“Esperemos que no, el Sistema Penitenciario no tiene las condiciones”, respondió del Toro.

Con autorización judicial

Apenas hace un mes, un juez federal ordenó que las autoridades responsables del penal femenil de Tepepan permitan que la exdirigente magisterial, Elba Esther Gordillo, reciba la atención médica que necesita afuera de las instalaciones de ese centro penitenciario.

El acuerdo judicial contempla que las autoridades penitenciarias se responsabilicen de supervisar cualquier tema de seguridad que se requiera durante y después de su traslado, las veces que tenga que salir a revisiones médicas fuera del penal de Tepepan.

La autorización judicial no tiene relación con la solicitud de la defensa para obtener en beneficio de su clienta la prisión domiciliaria, ni tampoco significa la libertad de ninguna manera para la indiciada.

El citado acuerdo se logró luego de que peritos de la misma Procuraduría General de la República (PGR) concluyeron que Elba Esther Gordillo sí padece de enfermedades crónico degenerativas, sin embargo aseguraron que se encontraba debidamente atendida en la Torre Médica del penal de Tepepan.

Sin embargo, la defensa insistió en que la exlideresa requería atención médica privada, razón por la cual ayer se concretó el traslado a través de un discreto operativo para custodiarla hasta el Ángeles de Interlomas, que se localiza en el municipio de Huixquilucan, Estado de México.

En ese exclusivo complejo hospitalario, hace dos años fue asesinado a balazos por tres hombres armados el paciente Antonio Garza Arellano, que abandonaba la sala de urgencias luego de haber permanecido bajo atención médica por ocho días.

Insistirán en prisión domiciliaria

La defensa insistirá en que la maestra se quede en casa, en apego al artículo 55 del Código Penal Federal, que dice que cuando la orden de aprehensión se dicte en contra de una persona mayor de 70 años, el juez podrá ordenar que la prisión preventiva se lleve a cabo en el domicilio del indiciado, bajo las medidas de seguridad que procedan de acuerdo con la representación.

La solicitud ya ha sido negada en dos ocasiones; la PGR insiste en que existe riesgo de que la maestra se fugue.

Al respecto el citado artículo del Código Penal puntualiza que “no gozarán de esta prerrogativa quienes a criterio del juez puedan sustraerse de la acción de la justicia o manifiesten una conducta que revele su peligrosidad social”.

Tampoco quienes sean inculpados por los delitos de secuestro, que no es el caso de la lideresa.

Con esa batalla legal a cuestas,  Marco del Toro explicó que una vez que los médicos hagan las recomendaciones necesarias para el cuidado de la paciente se harán las peticiones pertinentes al juez de la causa.

Los juicios de Gordillo

Desde 1989 hasta febrero del 2013, Elba Esther Gordillo fue, directa o indirectamente, dirigente del

SNTE:

> La lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación fue aprehendida en Toluca, el 26 de febrero del 2013

> Enfrenta un proceso penal federal por delincuencia organizada y lavado de dinero por mil 978 millones de pesos

> Otro juicio es el de defraudación fiscal grave por 2 millones 199 mil pesos. Ambos procesos son por delitos graves, sin derecho a la libertad caucional

> El pasado 7 de octubre, una juez federal le abrió un tercer juicio por el caso donde la PGR le imputa una supuesta defraudación fiscal de 4 millones 394 mil 682 pesos, en una modalidad no grave

Comentarios