El huracán Orlene tocó tierra la mañana de este lunes con fuerza de categoría 1 en las costas de Sinaloa, informó el Servicio Meteorológico Nacional.

De esta manera, se espera que continúen las lluvias torrenciales, vientos intensos y oleaje elevado en Jalisco, Nayarit y Sinaloa.

Orlene ha ido perdiendo fuerza durante las últimas horas, pues ayer era categoría 3 y esta mañana había sido reportado como huracán magnitud 2.

El meteoro se degradó después de pasar por las Islas Marías, una antigua colonia penal que se está desarrollando como atracción turística.

La isla tiene una escasa población de empleados del gobierno y sus edificios están hechos de ladrillo o concreto, por lo que no hubo afectaciones mayores.

Para el lunes en la mañana, los vientos de Orlene habían bajado a 155 kilómetros por hora (km/h).

Lee también: AMLO y empresarios alimentarios firman acuerdo antiinflacionario para dejar canasta básica en mil 39 pesos

Las autoridades a lo largo de la costa suspendieron las clases, cerraron las marinas y habilitaron refugios.

El gobierno del estado de Jalisco, donde se encuentra Puerto Vallarta, suspendió las clases el lunes en las localidades costeras.

La oficina de protección civil de la entidad publicó un video en el que se ve un fuerte oleaje impactando un muelle de Cabo Corrientes.

En Sinaloa, donde está Mazatlán, se instalaron algunos albergues de emergencia ante la inminente llegada de Orlene.

El meteoro podría causar inundaciones y precipitaciones de hasta 25 centímetros en algunos lugares, así como inundaciones costeras y oleaje peligroso.

Los puertos de Manzanillo y Puerto Vallarta quedaron cerrados a los barcos de mayor eslora, y la Armada de México anunció que los puertos de Mazatlán, San Blas y Nuevo Vallarta estaban cerrados a las pequeñas embarcaciones.

La Comisión Nacional del Agua indicó que Orlene podría causar deslaves e inundaciones en áreas bajas, y elevar los niveles de ríos y arroyos.