Existen personajes cercanos al gobernador 
que no aparecen en ‘los primeros tres niveles’
del organigrama, aunque sí ganan como si estuvieran 
en ellos


Héctor Vielma, director de asesores en el organigrama; estuvo en la presentación del gabinete del gobernador, pero en realidad no ostenta ningún cargo en el gobierno

http://www.youtube.com/watch?v=nul3mS4RMb8

El organigrama del gobierno del estado no obedece a las reglas básicas de una organización con jerarquías.  

Además de que no existe compatibilidad entre los puestos que aparecen en nómina, y los que ostentan en realidad los funcionarios del gobierno, hay inconsistencias en la jerarquía y los sueldos. 

Con la organización que hoy existe quedan dudas en algunas dependencias sobre quién depende de quién. 

Y en esta desorganización, algunos personajes están tomando terreno en donde no les corresponde. 

Un organigrama debería establecer claramente quien depende de quién y quién está por encima o por debajo de quién. Esa jerarquía en la organización debería armonizar con los sueldos. 

Pero a casi cinco meses de iniciada la administración del gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, el organigrama de su gobierno no termina de tener forma. 

Por ejemplo, Héctor Vielma Ordóñez, quien aparece como director de asesores en el organigrama y lució en la fotografía de la presentación del gabinete del gobernador, en realidad no ostenta ningún cargo en el gobierno de Jalisco. 

De hecho, su nombre no aparece en la nómina. 

Personajes como Alberto Lamas Flores, director de Dependencias Auxiliares del Gobernador, es quien aparece como “Coordinador General de Asesores” en la nómina de la dependencia que –según la estructura y las formas- preside. 

Y en el puesto que debería estar ostentando Lamas Flores en nómina, aparece Enrique Dau Flores, pues se indica que es “Coordinador General” de “Dependencias Auxiliares del Gobernador”. 

Aunque en el organigrama Dau Flores aparece como “Consejero del Ejecutivo” y depende directamente del gobernador.  

Dependencias auxiliares, refugio de amigos 

En la nómina de Dependencias Auxiliares del Gobernador aparece el director de Comunicación Social Gonzalo Sánchez García. 

Tiene un sueldo de 46 mil 980.44 pesos quincenales como “Director General de Comunicación Social” de dicha área. 

Pero en el organigrama Sánchez García depende directamente del gobernador, y tiene a su cargo a otro tres puestos: Director de Producción e Imagen, Director de Publicidad y Mercadotecnia y Director de Análisis y Monitoreo.

La dirección de Producción e Imagen es encabezada por Aldo Gerardo Vado Nava, aunque en la nómina es un “Coordinador General de Proyectos Estratégicos” que depende de la Secretaría de Planeación, a cago de Ricardo Villanueva Lomelí, secretario de Planeación, Administración y Finanzas. 

En el caso del segundo subordinado del director de Comunicación, el director de Publicidad y Mercadotecnia, Mario Alberto Hueso Quiñones, aparece en la nómina como “Coordinador General de Proyectos Estratégicos” de la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, por lo que según la nómina depende de María Magdalena Ruíz Mejía. 

Óscar Samuel Herrera Muñoz, director de Análisis y Monitoreo, según el organigrama, recibe sueldo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, presidida por José Eduardo Almaguer Ramírez; su puesto en la nómina de dicha dependencia es “Coordinador de Comunicación y Apoyo A”. 

Por otro lado, existen algunos personajes cercanos al gobernador que no aparecen en “los primeros tres niveles” del organigrama, aunque sí ganan como si estuvieran al menos en el tercer nivel. 

Mauricio Navarro Gárate, extitular de la Secretaría de Promoción Económica de Guadalajara  durante la gestión del gobernador Aristóteles Sandoval como alcalde de ese municipio, aparece como “Coordinador General de Proyectos” con un sueldo de 35 mil pesos quincenales en  “Dependencias Auxiliares del Gobernador”.  

Navarro Gárate ha sido anunciado en algunos medios como el encargado del proyecto de la Ciudad Creativa Digital. Tiene un sueldo equivalente a los subsecretarios o directores, que están en el tercer nivel del organigrama. 

Por otro lado, Juan José Rendón Dueñas es “Director General de Proyectos de Políticas Públicas A” en la misma dependencia a cargo de Lamas Flores. 

Rendón Dueñas fue secretario privado de Aristóteles Sandoval durante su periodo como alcalde de Guadalajara;  también es señalado por Christiane Mildred Flores, la modelo regiomontana que libra un juicio por la paternidad de un presunto hijo del gobernador, como prestanombres para algunas transacciones inmobiliarias de Sandoval Díaz. 

Jesús Alberto Pérez Obeso, cercano del gobernador, sin figurar en el organigrama gana como algunos secretarios de estado, u otros puestos subordinados del gobernador. 

Tiene un sueldo de 50 mil 752.50  a la quincena en Dependencias Auxiliares como “Secretario Técnico de Puerto Vallarta”. 

¿Dependen del gobernador? 

Hay otros secretarios de estado que aparecen en la nómina con un cargo distinto al que en realidad ostentan. 

Jaime Reyes Robles, secretario de Innovación, Ciencia y Tecnología, aparece en la nómina como “secretario de Administración” en la “Secretaría de Administración”. 

En el caso del secretario privado del gobernador, Manuel Alfaro Lozano, este aparece como “Coordinador de Concertación Social” en “Dependencias Auxiliares del gobernador”, no en el Despacho del gobernador. 

Y en el caso de los directores que dependen de Netzahualcóyotl Ornelas Plascencia, secretario particular del gobernador, el “Representante de Jalisco en Puerto Vallarta” Andrés González Palomera, aparece acomodado en otro lugar de la nómina de Jalisco.  

González Palomera es “secretario privado” de “Dependencias Auxiliares del gobernador”, y en teoría, estaría al mando de Alberto Lamas. 

También el “Director de Giras y Logística” Salvador Bravo Hernández depende, según el organigrama, de Ornelas Plascencia, aunque le paga Dependencias Auxiliares un sueldo quincenal de 35 mil pesos por el cargo “Director de Giras y Eventos”. 

Trabajó con el hoy gobernador cuando era alcalde de Guadalajara, como titular de la secretaría de Administración.

No se aumentarán sueldos 

Aunque el Comité Técnico de Transparencia y Valoración Salarial del Estado de Jalisco y sus Municipios, en su cuarta sesión ordinaria celebrada el día de ayer a las seis de la tarde, determinó  que la mayoría de los 32 funcionarios de primer nivel del gabinete del gobernador tenían un sueldo menor al merecido, ayer se definió que no se aumentarían los sueldos. 

Con ello se decretó que habría un ahorro anual de cuatro millones de pesos, por no incrementarse el sueldo. 

Y es que en casi todos los casos el comité conformado por académicos, magistrados y representantes del gobierno determinó que se requerirían aumentos del 30 por ciento o hasta más. 

En el caso del sueldo del gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, se estima que su salario bruto (hoy superior a los 180 mil pesos) debería aumentar a poco más de 250 mil pesos. 

La revisión de los salarios se hizo en base a un Manual para la Valuación de los Puestos de Funcionarios Públicos en el que se determinan varios factores como: responsabilidad de la función, escolaridad, experiencia, complejidad de la función, número de habitantes, desarrollo socioeconómico, dispersión de población (de los poblados), trascendencia política, tramo de control,  riesgo físico, gestión pública y trabajo colegiado o en equipo. 

El comité evaluó los sueldos de funcionarios públicos de primer nivel, de los de 30 organismos públicos descentralizados y de cuatro fideicomisos. 

En cuanto a los 32 funcionarios evaluados del gabinete del gobernador, solo a tres se les pidió reducirse el sueldo; uno de los funcionarios es el secretario privado del gobernador, Manuel Alfaro Lozano. 

El resultado de la evaluación de los sueldos fue por demás inesperado, pues la medida supondría una reducción de los salarios, aunque resultó lo contrario y optaron por no aumentarse, con lo que se muestra un ahorro de un gasto que no se había realizado previamente y que ni siquiera se tenía en mente antes del análisis. 

Con esto, ahora las cifras del ahorro del gobierno están proyectadas a más de 90 millones de pesos en el sexenio.