Por años fue intocable. Mientras las carpetas de investigación se acumulaban en su contra por delitos como violación, corrupción de menores y abuso sexual contra niñas y adolescentes a las que entrenaba en Cuernavaca, Morelos; el instructor de Taekwondo, Fernando Salgado Hernández, recibía premios a nivel estatal, era reconocido a nivel nacional y seguía dando clases.

Desde 1992, Salgado Hernández era entrenador en la Unidad Deportiva Revolución, del Instituto de Deporte y Cultura Física del Estado de Morelos (INDEM), donde durante más de diez años fue instructor de alto rendimiento.

En el 2011 y el 2017 ganó el Premio Estatal del Deporte como mejor entrenador.

Los primeros antecedentes de abuso sexual, violaciones y corrupción de menores comenzaron a surgir desde los años 90, aunque la primera denuncia interpuesta ante la Fiscalía de Morelos se realizó en el 2010 por una niña que en ese entonces tenía 10 años, explica Joel Reyes Becerril, abogado de 12 de las víctimas, que a la fecha suman más de veinte.

“Inmediatamente que ocurren los hechos, la niña de 10 años, acompañada de su madre, van y denuncian. Tristemente la Fiscalía del Estado de Morelos no hace absolutamente nada, sino hasta el 2020, cuando la víctima ya teniendo 21 años, hace la denuncia pública de lo que había sido víctima (…) creó un movimiento para que todas las víctimas de este profesor se unan y hagan las denuncias”, dice.

Reyes Becerril explica que luego de compartir su testimonio, se tuvo conocimiento que más de 20 personas habían sido víctimas de Salgado Hernández cuando tenían entre 10 y 17 años y eran sus alumnas. “Todas habían sido abusadas, algunas violadas y otras corrompidas sexualmente por el profesor”, menciona.

El abogado cree que el periodo de los abusos podría ser mucho mayor, y si se hubiera atendido a las primeras víctimas que interpusieron su denuncia, tal vez las otras niñas no hubieran sido abusadas.

‘Justicia’ tardía’

La joven que denunció al entrenador en el 2010 —cuando era una niña— compartió su testimonio en este 2021 en redes sociales y éste se hizo viral, lo que motivó a que otras víctimas alzaran la voz y obligó a la Fiscalía del Estado de Morelos a finalmente tomar acciones.

“Transcurren once años (…) ella cansada de que nadie le haga caso, hace pública la denuncia (…) y dice ‘si no me van a hacer justicia, al menos que todos sepan que él es un violador’. Cuando hace pública en las redes sociales su denuncia, empieza a conocer a otras víctimas que han iniciado sus carpetas en diversos años: en el 2010, en el 2011, en el 2015 y muchas también en el 2021”, señala.

3

veces fue vinculado a proceso por los delitos de abuso sexual a menores de edad desde marzo pasado

En marzo del 2021, el INDEM informó que un mes antes, tras ser notificado por el Sistema de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Morelos (SIPINNA) sobre las denuncias, se convocó al entrenador a una reunión y éste renunció a su cargo.

A partir del 8 de marzo, el hombre fue vinculado tres veces a proceso por diferentes carpetas de investigación y el juez de control, Ramón Villanueva Uribe, le impuso la medida cautelar consistente en el arraigo domiciliario.

Sin embargo, el pasado 7 de noviembre, las víctimas descubrieron que el hombre se había dado a la fuga, por lo que iniciaron una campaña para que las personas ayuden a identificarlo y sea capturado.

“Ese es el motivo del reclamo ciudadano, que aún cuando se conocía que tenía 20 carpetas de investigación, había sido vinculado tres veces a proceso por diferentes víctimas y más de 17 carpetas de investigación integrándose, los jueces no toman en cuenta la gravedad de la situación, no modifican la medida cautelar, él sigue en arraigo domiciliario y el día domingo nos enteramos, por las víctimas, que el señor se había dado a la fuga y que pues no lo encontraban”, dice el abogado Reyes Becerril.


“¿Qué le pedimos a la ciudadanía? Que nos ayuden a difundir su fotografía, por si alguien sabe dónde está, si lo han visto en la calle, lo denuncien al 911 para que lo podamos capturar lo más pronto posible”

Joel Reyes Becerril

Abogado de 12 de las víctimas

Además de que el juez Ramón Villanueva Uribe lo declaró sustraído de la justicia y giró una orden de aprehensión para que se localice y sea capturado, organizaciones civiles han realizado fichas para buscarlo y ofrecen hasta 60 mil pesos por información que lleve a su captura.

60

pesos ofrecen ciudadanos para su detención

Además, el pasado martes un grupo de las jóvenes fueron recibidas por la Fiscalía de Morelos y su representante legal para atender el caso.

Víctimas de abuso sexual sin voz

El abogado de las víctimas cree que el prestigio que tenía Fernando Salgado Hernández fue una de las razones por las que se mantuvo impune.

“Es un deportista que le han otorgado dos veces el Premio Estatal del Deporte, su hija es dos veces campeona nacional y centroamericana del Taekwondo, esto quiere decir que es un hombre con un prestigio en el ámbito deportivo muy grande.

“¿Qué es lo que ocurrió? Que nadie pensó que un hombre con tanto prestigio podría ser capaz de realizar un acto como este y pensaron que todo era posiblemente una mentira, pero ha demostrado la historia y las carpetas actuales que no, más bien era un modus operandi de este sujeto que se aprovechaba de su posición deportiva”, dice.

+20

carpetas de investigación se abrieron por parte de niñas y adolescentes que denunciaron ser víctimas de abuso, corrupción de menores y violación

Reyes Becerril acusa que hay tres responsables en este caso: la Fiscalía estatal, por ser ineficiente durante once años; el Poder Judicial, porque el juez de control que no tomó en cuenta el peligro que corrían más menores y le otorgó la medida de prisión domiciliaria; y la Comisión Estatal de Seguridad, por no asegurar que no se diera a la fuga.

“Los responsables son tres, no solo una persona, tres sistemas que les han fallado: la Fiscalía les ha fallado, el Poder Judicial les ha fallado, la Comisión de Seguridad Pública les ha fallado, tres veces revictimizadas”, dice.

También puedes leer: Infancia vulnerada por abuso sexual e impunidad