La administración de Francisco Chíguil en la alcadía Gustavo A. Madero de la Ciudad de México ha olvidado la austeridad y ha gastado millones de pesos en artículos que no cubren las necesidades prioritarias de la demarcación.

Desde cámaras fotográficas de más de 100 mil pesos hasta asesorías de tres millones de pesos son los derroches que ha hecho Chíguil en los tres años que lleva en el gobierno y se desconoce qué uso o qué necesidad prioritaria atendieron.

Además, algunos de los bienes fueron comprados en 2020, durante la peor etapa de la pandemia de la contingencia sanitaria de COVID-19.

En total, lo gastado por el gobierno del morenista rebasa los 4.4 millones de pesos.

Lo anterior, en posible violación a las políticas de austeridad que la misma alcaldía Gustavo A. Madero ha impuesto para un ejercicio de los recursos públicos de manera eficiente y racional

Francisco Chíguil tomó posesión en el cargo de alcalde en octubre de 2018 y apenas en julio pasado ganó la reelección para permanecer en el cargo hasta diciembre de 2024.

Los lujos en Gustavo A. Madero

La administración del actual alcalde de la Gustavo A. Madero compró una cámara fotográfica de 144 mil 134 pesos, relevan datos consultados en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) sobre el inventario de bienes de la demarcación.

De acuerdo con la fuente, el número de inventario del artículo es el 523100001267 y fue comprado el 18 de enero de 2019.

Sin embargo, los datos revisados no revelan qué programa social o acción de gobierno prioritaria cumplió la adquisición.

Las especificaciones técnicas del producto se desconocen porque no se detallan en la información consultada; sin embargo, el precio pagado por la demarcación corresponde a una cámara Mirrorless Canon EOS R5 con lente profesional que graba en calidad cinematográfica, que se ofrece al público en las tiendas electrónicas de Canon y Liverpool.

En abril de 2020, según el inventario de bienes de la alcaldía, se compró otra cámara fotográfica pero de 68 mil pesos y con el número de inventario 523100001268.

Además, se encuentra un proyector multimedia que tiene un número de inventario 515100017252 y cuyo valor al momento de alta era de 31 mil pesos.

Al igual que en los casos anteriores, la información disponible no detalla qué acción o programa social cumplió el artículo.

Y en ese mismo año, el 15 de abril, la demarcación adquirió un dron de 63 mil 967 pesos que fue registrado en el inventario con el folio 54310000502.

La información disponible tampoco especifica las características del artículo comprado. El precio pagado es similar al que se ofrece en eBay por un bien similar modelo Mavic 2 Pro de la marca DJI que graba en calidad 4K y alcanza una velocidad de 50 kilómetros por hora.

Los últimos tres bienes fueron comprados por la Gustavo A. Madero en 2020, durante la etapa más dura de la contingencia sanitaria por COVID-19, cuando hubo crisis económica por el confinamiento y el gasto gubernamental se tenía que orientar para la atención de la pandemia.

En total, los bienes adquiridos durante 2020 y 2021 suman la cantidad de 307 mil 101 pesos.

Asesorías y servicios millonarios

Además de lo erogado en bienes como cámaras y drones, la alcaldía firmó 2 contratos en 2021 para asesorías de imagen y servicios de difusión por un monto total de 4 millones 173 mil 434 pesos.

El primer contrato es el 02CD073P0099120 firmado con Industrias Josmi de México por la cantidad de 3 millones 800 mil pesos.

De acuerdo con el documento, la asesoría constó de 3 fases: estudios de opinión pública; estudios de opinión pública y análisis; y asesoría y capacitación.

Posteriormente está el contrato 02CD073P00959121 a través del que se adquirió el servicio de seguimiento de medios de comunicación y difusión.

La empresa beneficiada en esta ocasión fue Seguimiento Temático, a la que se le pagaron 373 mil 434 pesos por el servicio referido.

Y ambos contratos fueron autorizados por Enrique Rodrigo Serafín, director general de asuntos jurídicos y de gobierno de la alcaldía; así como Pablo Trejo Pérez, director de administración.

En total, la alcaldía gastó tanto en los 4 bienes mencionados anteriormente como en los 2 servicios adjudicados, 4 millones 480 mil 535 pesos.

Contra la austeridad

Los gastos referidos violan los lineamientos y políticas de austeridad que la misma alcaldía publicó con la intención de racionalizar y eficientar el gasto.

Según los Lineamientos de Austeridad para Hacer Efectivas las Disposiciones Establecidas en la Ley de Austeridad, Transparencia en Remuneraciones, Prestaciones y Ejercicio de Recursos de la Ciudad de México para los Ejercicios 2019, 2020 y 2021, el gasto en actividades no prioritarias se debía reducir al máximo.

“La alcaldía podrá implementar las medidas para racionalizar el gasto destinado a las actividades administrativas, siempre y cuando no afecte el cumplimiento de las metas, proyectos y programas prioritarios de la misma, debiendo las unidades administrativas reducir al máximo los gastos administrativos no vinculados directamente a la atención de la población”, señala el documento.

Además, menciona el documento todos los gastos de la demarcación se tienen que apegar a lo estrictamente indispensable.

“Los bienes y servicios de la alcaldía Gustavo A. Madero, se deberán sujetar y reducir al máximo, en el gasto de los servicios de telefonía y fotocopiado, energía eléctrica, combustibles, arrendamientos, viáticos, honorarios, alimentación, mobiliario, remodelación de oficinas, equipo de telecomunicaciones, bienes informáticos, pasajes, congresos, convenciones, exposiciones, seminarios, estudios e investigaciones, a lo estrictamente indispensable”, explican los lineamientos.

También puedes leer: Funcionarios brillan en nóminas de las alcaldías