El colectivo Reporteras en Guardia acusó al Gobierno federal de mantener un “discurso de discriminación” al no reconocer como periodistas a cuatro indígenas asesinados durante este sexenio.

Para la periodista independiente Laura Castellanos, es importante que para el actual gobierno sea prioridad brindar justicia a los comunicadores víctimas de agresiones y/o censura ya que al atacar la libertad de expresión se violenta el derecho de la sociedad a la información y además provoca una normalización de la violencia contra los periodistas.

Desde que inició el sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, el colectivo ha denunciado el asesinato de 13 periodistas: Jesús Márquez, Diego García, Rafael Murúa, Gustavo Cruz, Jesús Ramos, Reynaldo López, Samir Flores, Santiago Barroso, Omar Camacho, Telésforo Enríquez, José Lucio, Modesto Verales y el caso más reciente de Francisco Romero.

Sin embargo, cuando el gobierno actual habla de periodistas asesinados, no contabiliza la muerte de Samir Flores, José Lucio, Modesto Verales y Gustavo Cruz.

Además del olvido de las autoridades federales, según el colectivo, los reporteros que cubren temas de defensa del territorio, son los más vulnerables a agresiones.

“Este gobierno prioriza los intereses del gran capital sobre los derechos de las comunidades indígenas. Justamente los espacios en los que comunicaban los reporteros asesinados son en los que hay mayor desprotección”, afirmó Castellanos.


Para el colectivo, la espiral de violencia en contra de los comunicadores no es nueva, sino que viene de sexenios anteriores

“Ante este escenario de violencia que nos tocó, proponemos una nueva narrativa sobre la violencia y como cubrirla en México. No estamos diciendo que estos crímenes tengan que ver con el crimen organizado, sino que recurrimos al término de violencia organizada para que así no se quite la responsabilidad el Estado” explicó Castellanos.

También puedes leer: Periodistas asesinados, recordatorio permanente

Discurso polarizador

Por su parte, Estrella Pedraza, periodista de Morelos, dijo que el discurso de Presidencia en el que ataca y polariza a la prensa genera mayores agresiones en el gremio.

“Una vez estando en Morelia el presidente dijo que los opositores a la termoeléctrica en Morelos (incluyendo a periodistas) eran radicales, se dirigía a ellos sin ningún respeto”.

Para poder cambiar esta situación, el colectivo hizo un llamado a que en el Mecanismo de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación se lleve a cabo con perspectiva de género y de reconocimiento a pueblos indígenas.