México está presenciando una auténtica crisis migrante, luego de que varios indocumentados, tras haber ingresado al país, buscan ser considerados como refugiados por el Gobierno federal.

De acuerdo con el informe “Perfiles, dinámicas y perspectivas en torno a la situación de las personas refugiadas en México”, que elaboró el Colegio de la Frontera Norte (Colef), y que fue presentado durante este mes, las solicitudes de refugio se incrementaron más del 5 mil por ciento en apenas un sexenio.


De acuerdo con los registros administrativos de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) y de la Unidad de Política Migratoria (hoy UPMRP), el número de personas solicitantes de la condición de refugiado en México tuvo un crecimiento de 5 mil 348 por ciento en apenas seis años (de mil 296 en 2013 a 70 mil 609 en 2019)

Colegio de la Frontera Norte

Informe Perfiles, dinámicas y perspectivas en torno a la situación de las personas refugiadas en México

A decir de los especialistas del Colegio, entre los factores que estarían impulsando este crecimiento tan marcado en México del número de solicitudes de refugio, deben considerarse tanto la necesidad de las personas por alejarse de los problemas sociales que padecen en sus países de origen, como el hecho de que Estados Unidos ha venido endureciendo sus políticas migratorias.

“Estos datos evidencian el aumento de las necesidades de protección internacional de miles de personas que huyen de sus países de origen por el deterioro de las condiciones de vida, sobre todo, por la persistencia de la persecución, amenaza e inseguridad en sus comunidades. Además de las condiciones del país de origen, el aumento de las oportunidades de integración en México y la dificultad de ingresar a Estados Unidos por las políticas restrictivas de los últimos años, explican en gran medida el fortalecimiento de México como país atractivo para buscar asilo para un creciente número de personas”.

Factores de expulsión

El documento además analiza los motivos por los cuales los migrantes le están solicitando refugio al Gobierno mexicano. Al respecto, datos gubernamentales de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados y de la Unidad de Política Migratoria señalan que el principal motivo es la violencia.

“Las razones principales para las solicitudes de reconocimiento de la condición de refugiado en México, según los datos de 2018, son violencia generalizada, con cerca del 55 por ciento de los casos; le siguen con casi igual porcentaje las solicitudes por conflicto interno (11 por ciento), violencia masiva (10 por ciento) y violencia doméstica (10 por ciento)”.


De acuerdo con la Comar y la Unidad de Política Migratoria, el principal motivo de solicitud de refugio es la violencia que padecen los migrantes en su lugar de origen

La segunda fuente a la que recurre el Informe es la “Encuesta para Solicitantes de Reconocimiento de la Condición de Refugiado y Refugiados/as (ESCRR)” que, de hecho, fue realizada para la investigación, y la cual permite identificar los principales factores de expulsión por cada país de los migrantes.

“El análisis de los motivos por país de origen muestra diferencias que reflejan la situación de los distintos lugares de origen. Entre los procedentes de Cuba, los dos motivos más frecuentes son presiones políticas (53 por ciento) y falta de empleo o medios económicos (48.1 por ciento); entre los procedentes de Venezuela destacan también esos dos motivos, aunque el peso que tiene la falta de empleo es mayor (74 por ciento) y es menor el de las presiones políticas (24.8 por ciento). A diferencia de los cubanos, entre los venezolanos también destaca como motivo la inseguridad: robos, delincuencia y otros (38.8 por ciento)”.

Las problemáticas que expusieron estos migrantes, señala el estudio, son muy distintas a las que reportan los provenientes de El Salvador y Honduras, donde predomina la violencia e inseguridad, pues entre los motivos que reportan destacan: violencia o extorsiones causadas por pandillas (81.1 por ciento entre los salvadoreños y 74.1 por ciento entre los hondureños); en segundo lugar, inseguridad, robos, delincuencia y otros, con 44 por ciento y 43 por ciento, respectivamente.

Con respecto a las principales regiones expulsoras de migrantes hacia México, advierte: “Es claro que el principal grupo de solicitantes proviene de Centroamérica: en 2018 representaron cerca del 76 por ciento y 64 por ciento del total en 2019. Destaca además el caso de los procedentes de América del Sur, ya que en 2018 fueron cerca de la cuarta parte, y los procedentes del Caribe, porque en 2019 aumentó su participación a 20 por ciento”.

El embudo para los refugiados

Las autoridades mexicanas no se encuentran preparadas para atender un número tan alto de solicitudes de refugio como el que se está presentando. Por ejemplo, en el último año que analiza el estudio (2019), solo uno de cada cinco casos contó con una resolución de la Comar.

“De acuerdo a la estadística, el alto rezago que existe en las resoluciones de reconocimiento de la condición de refugiados es un dato relevante, para 2019 el número de solicitudes fue de 70 mil 609 y el número de casos resueltos de 14 mil 234, que sólo es 20 por ciento, lo cual evidencia que hay un número bastante alto de casos pendientes”

Para reforzar este señalamiento, el Informe cita un reporte de Asylum Access, con base en datos de la Comar obtenidos vía transparencia, del 1 de enero de 2018 al 25 de octubre de 2019.

“Se habían registrado 90 mil 397 solicitudes de la condición de refugiado, de las cuales, el 70.6 por ciento (63 mil 860) se encontraban todavía en espera de resolución. Cabe señalar que, de esta cantidad, 6 mil 230 personas llevaban más de un año de espera”.


La misma Comar señaló que la incapacidad para atender debidamente todas las solicitudes de refugio se debe a un presupuesto ‘congelado’ y a una ‘mala selección’ del personalre

La incapacidad de la Comar para atender debidamente todas las solicitudes de refugio tendría dos causas, según la propia autoridad: un presupuesto que desde 2012 ha estado “congelado” por debajo de los 25 millones de pesos (…) y a una “mala selección” por parte de gobiernos anteriores del personal.

También puedes leer: Acnur pide a Segob más presupuesto para refugiados