El diputado del PRI, Enrique Ochoa Reza, defendió este lunes la polémica técnica del “fracking”, pues aseguro es amigable con el ambiente y ayuda a incrementar la producción de gas natural nacional y la generación de energía a bajo costo.

El ex titular de la Comisión Federal de Electricidad señaló que esta técnica de extracción de petróleo y de gas natural no afecta, ni debe afectar, el suministro de agua potable, ni el medio ambiente de los lugares donde se hidrocarburos.

“Y esa técnica ha ido evolucionando para atender puntualmente los señalamientos de distintos grupos medio ambientalistas que, con razón, están preocupados de proteger que esa técnica de extracción no afecte ni lo suministros de agua potable, ni tampoco el medio ambiente en donde se extrae el hidrocarburo”, planteó.

La palabras del ex dirigente nacional del PRI se dan luego que el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que durante su gobierno se suspenderá el uso de dicha práctico por atentar contra el medio ambiente.

Ochoa Reza insistió que el fracking es una práctica que ha evolucionado, por lo que ahora se protegen los mantos de agua potable.

“No se utiliza el agua potable para extraer el hidrocarburo, se utiliza agua con altos contenidos de sales, mezcladas con arena y que se inyectan con mecanismos que permiten proteger los mantos de agua potable y extraer el petróleo y el gas natural para el beneficio de las familias mexicanas”, aseguró el legislador.

El fracking consiste básicamente en perforar un pozo a más de 2 mil 500 metros de profundidad, el cual es entubado y cementado, por medio de éste se inyectan grandes cantidades de agua a alta presión, lo cual rompe la roca del subsuelo y permite la extracción del gas.

Este método ha sido criticado por grupos ambientalistas por mezclar agua con productos químicos para mejorar la fuerza de perforación que rompe las rocas que encierran el gas o el petróleo; lo que provoca que el liquido vital se contamine y no se pueda usar para consumo humano.