¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

LEYSECA

Obligados a ‘guardar’ la fiesta

Jonathan Villanueva

Al Gobierno del Distrito Federal se le vino la noche encima. Tras anunciar que restringiría el consumo de alcohol en nueve de las 16 delegaciones durante la Semana Santa, le llovieron todo tipo de críticas.

Por eso el mandatario capitalino, Miguel Ángel Mancera, tuvo que rectificar y quitar de la restricción a los hoteles y restaurantes; sin embargo, los empresarios insisten en promover un amparo colectivo.


Abr 10, 2014
Lectura 6 min

$900 Millones de pesos alcanzarían las pérdidas económicas de mantenerse la ley seca en esos días señalados

"El hecho de que unas delegaciones estén cerradas y otras no termina siendo una burla, pues basta con cruzar los límites territoriales para ir a divertirse o comprar bebidas embriagantes"

- Ismael Rivera

Presidente de la Anidice

https://www.youtube.com/watch?v=l-2Wcup5HAU

Al Gobierno del Distrito Federal se le vino la noche encima. Tras anunciar que restringiría el consumo de alcohol en nueve de las 16 delegaciones durante la Semana Santa, le llovieron todo tipo de críticas.

Por eso el mandatario capitalino, Miguel Ángel Mancera, tuvo que rectificar y quitar de la restricción a los hoteles y restaurantes; sin embargo, los empresarios insisten en promover un amparo colectivo.

Y es que el decreto que suspende la venta y consumo de bebidas embriagantes generará afectaciones por más de 900 millones de pesos, y dejará sin sustento a por lo menos 180 mil familias, consideran empresarios del ramo.

El problema se originó cuando se publicó en la Gaceta Oficial del Distrito Federal la restricción para las delegaciones Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Cuajimalpa de Morelos, Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Miguel Hidalgo, Tláhuac y Xochimilco. Luego se agregó la demarcación Cuauhtémoc.

Decisión irracional

De acuerdo con Ismael Rivera, presidente de la Asociación Nacional de la Industria de Discotecas Bares y Centros de Espectáculos (Anidice) este tipo de decisiones son irracionales y hasta ilegales.

Por eso aseguró que la industria restaurantera, discotecas y centros de espectáculos promoverá un amparo colectivo a fin de que puedan trabajar con normalidad en esta temporada alta de vacaciones.

En entrevista con Reporte Indigo explicó que la decisión es contraria a las políticas que ha mostrado el PRD durante los últimos años, donde los gobiernos han asumido al Distrito Federal como “la Ciudad de las Libertades”.

Luego del anuncio, al GDF le llegó un cúmulo de críticas y tuvo que salir a anunciar que la decisión había sido modificada, pero hasta el cierre de esta edición se desconocían los detalles.

“En las próximas horas, será emitido un nuevo acuerdo que aún prohíbe la venta de bebidas en envase cerrado, pero no así en sitios como restoranes y hoteles, donde se permitirá el consumo libre al interior” dijo Mancera en un acto público.

Entre las modificaciones salió a la luz una que genera más impacto a la industria: la inclusión de la delegación Cuauhtémoc a la lista de demarcaciones donde se aplicará la ley seca.

Además, la Anidice dio a conocer que a pesar de la postura de Mancera, los funcionarios de las nueve delegaciones salieron a repartir oficios en los que los conminaron a no abrir durante la Semana Santa.

Antes las libertades, ahora…

El Gobierno del Df comienza a transformar a la capital del país en la “Ciudad de las Restricciones” al anunciar la limitación de la venta de alcohol durante los días 17, 18, 19 y 20 de abril. 

En entrevista con Reporte Indigo, Ismael Rivera explicó que ésta decisión es contraria a las políticas que ha mostrado el PRD durante los últimos años, donde los gobiernos han asumido al Distrito Federal como “la Ciudad de las Libertades”.

“No entendemos cómo es posible que por una parte defiendan causas como la interrupción legal del embarazo, la maternidad subrogada y hasta el consumo de la marihuana y por otro lado censuren el alcohol”, dijo Rivera.

El empresario consideró que bajo el argumento de que se trata de un decreto parcial, que beneficia a unos empresarios y a otros los afecta, es muy factible que se pueda echar abajo mediante un amparo.

“El argumento que utilizan es endeble. Dice el delegado en Cuajimalpa (Adrián Rubalcava) que es para garantizar la seguridad de quienes asisten a las festividades religiosas, pero nuestro trabajo no se mezcla con ello.

“Las procesiones y representaciones de la Pasión de Cristo son en las mañanas y en las plazas públicas, mientras que el servicio de bares, discotecas y restaurantes es en las noches”. 

Rivera dijo que otro de los argumentos de las autoridades es para garantizar la seguridad, pero que la ciudadanía no requiere que la cuiden de sí misma, sino de la delincuencia que afecta a toda la ciudad.

“El hecho de que unas delegaciones estén cerradas y otras no termina siendo una burla, pues basta con cruzar los límites territoriales para ir a divertirse o comprar bebidas embriagantes”.

Sin gota de alcohol

En la Gaceta Oficial del Distrito Federal se dio a conocer el pasado miércoles, la decisión de suspender la venta de bebidas alcohólicas durante las festividades de Semana Santa 2014.

El decreto señala que durante los días 17, 18, 19 y 20, de Jueves Santo a Domingo de Resurrección, los establecimientos mercantiles de las delegaciones Azcapotzalco, Cuajimalpa, Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Miguel Hidalgo, Tláhuac y Xochimilco no podrán ofertar estos productos en cualquiera de sus modalidades.

Ahí se indica que la restricción se aplicará durante las 24 horas del día con el único fin de prevenir posibles actos que pudieran afectar la realización de los eventos conmemorativos a la Pasión de Cristo.

Eso significa que para las autoridades esa es la forma de salvaguardar la integridad física de los participantes de las representaciones, del público y de los visitantes de otras entidades del país.

La prohibición contempla cantinas, pulquerías, bares, cervecerías, peñas, salas de cine con venta de bebidas alcohólicas, cabarets, vinaterías, tiendas de abarrotes, supermercados con licencia para venta de vinos y licores, tiendas de autoservicio y tiendas departamentales.

Así como centros nocturnos, discotecas, salones de baile, restaurantes, fondas y cualquier otro establecimiento mercantil en el que se expendan o consuman bebidas alcohólicas de cualquier graduación.

La excepción 

En la promulgación de la Ley para el Desarrollo Económico del Distrito Federal, el jefe de Gobierno anunció que para abonar al desarrollo económico de la Ciudad de México y que la actividad restaurantera se desarrolle de manera normal, se permitirá la venta de  bebidas alcohólicas para el consumo propio de quienes asistan a restaurantes y hoteles.

Esta medida se aplicará en las demarcaciones antes mencionadas, más la delegación Cuauhtémoc, que se suma a esta restricción a petición del jefe delegacional Alejandro Fernández, explicó.

“Todos abonamos para que los habitantes de la ciudad en espacios y fiestas o conmemoraciones  tengan tranquilidad, que es finalmente lo que buscamos”, dijo Miguel Ángel Mancera.

Ahí, Salomón Chertorivski informó que esta nueva normatividad permite que la  ciudad  tome sus propias decisiones al dotarla de autonomía política como Gobierno, “no solo en materia de desarrollo sino el crecimiento sustentable”. 


Notas relacionadas

Abr 5, 2019
Lectura 2 min

Comentarios