414
Agresiones en contra de defensoras de derechos humanos se reportaron en
Mesoamérica en el 2012
Las defensoras más golpeadas trabajan en relación con los derechos de la mujer y feminicidios

Durante la entrega del Premio Nacional de Derechos Humanos 2013, el presidente Enrique Peña Nieto prometió que su Gobierno cumplirá todas las recomendaciones y sentencias de organismos nacionales e internacionales en esa materia.

Si es así, el mandatario forzosamente tendrá que mirar hacia Oaxaca, estado que ocupa el primer lugar en agresiones a defensoras de derechos humanos en México, de acuerdo al Diagnóstico 2012 “Violencia contra Defensoras de Derechos Humanos en Mesoamérica”.

El documento, que mide las agresiones a este grupo en El Salvador, Honduras, Guatemala y México, reveló que durante el año pasado se registraron 118 agresiones a defensoras de derechos humanos en México, lo que representa un 28.5 por ciento del total regional. 

De los 118 atentados, tan solo en el estado de Oaxaca se documentaron 50.

Durango y Michoacán tuvieron un reporte, mientras que Hidalgo, Nuevo León, Sinaloa, Tabasco, Quintana Roo aparecieron con 3 agresiones registradas.

El diagnóstico agrega que aunque en la mayoría de los casos se desconoce al agresor, en varios de ellos se ubica como responsable directo a las autoridades tanto locales como nacionales.

El jueves, en el Salón Adolfo López Mateos de la residencia oficial de Los Pinos, el jefe del Ejecutivo aseguró que se ha fortalecido el marco legal y andamiaje institucional en favor de los derechos humanos.

Sin embargo, el diagnóstico realizado por la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos resalta que las masacres en el marco de protestas sociales y asesinatos a personas defensoras, extorsión y asesinatos masivos a personas migrantes, trata, feminicidios y otros graves crímenes quedan sin investigar.

“Deja a las víctimas y a sus familias en total indefensión y mandando el mensaje de que el Estado tolera estos y otros actos criminales”, acota.

La organización manifiesta su preocupación por lo que consideran una total ineficacia de las diferentes instancias responsables de garantizar la seguridad e integridad de las personas defensoras, sobre todo, en el estado de Oaxaca.

La representante de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca, Ana María Hernández, informó que durante este 2013 se han contabilizado 82 casos de agresiones en contra de mujeres defensoras de los derechos humanos, periodistas y organizaciones en Oaxaca. Esta situación, dijo la activista en la presentación del diagnóstico, perfila a la entidad como el estado con mayores ataques de este tipo.

“Hemos documentado graves vacíos en el actuar de las diferentes instancias responsables; ausencia de respuesta en situaciones de emergencia; descoordinación entre las diversas entidades responsables; falta de capacitación y de entendimiento de los derechos humanos; peor aún, hemos observado menosprecio”, indicó la activista.

Según el registro, las defensoras y periodistas sufren ataques repetidos. Los más frecuentes son el hostigamiento, la intimidación y vigilancia, las amenazas y la detención o intento detención arbitraria.