¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
doPlay

carlos aguiar

Nuevos tiempos, ¿nueva Iglesia?

Imelda García

Tras el polémico legado de más de 22 años de Norberto Rivera al frente de la Iglesia católica en México, Carlos Aguiar asumió ayer el cargo de nuevo arzobispo de la Arquidiócesis Primada del país con la misión de modernizar la institución, revertir su postura ultraconservadora y recuperar a los feligreses perdidos


Feb 6, 2018

Carlos Aguiar Retes llega como nuevo arzobispo de la Arquidiócesis Primada de México no sólo en medio de una crisis del catolicismo en la capital del país por el alejamiento de sus fieles, sino con el reto de modernizar el discurso y las acciones de la Iglesia católica para evitar que siga el éxodo.

Con una generación de jóvenes cada vez más alejados de la religión, una creciente ola de pensamiento a favor de los derechos humanos y el avance tecnológico que permite ahora más interacción mediante las redes sociales, Carlos Aguiar Retes se enfrenta a una disyuntiva: la Arquidiócesis sigue el mismo camino trazado por su antecesor, Norberto Rivera Carrera; o realiza varios cambios para darle un nuevo rostro a la institución.

Entre sus retos estará cambiar la percepción que se tiene de la Arquidiócesis Primada como un ente ultraconservador; cambiar su política de comunicación social para insertar al catolicismo entre los jóvenes; y reconstruir la imagen de una Arquidiócesis para hacerla cercana a sus fieles y sus necesidades.

Además de los retos que le representa la propia Iglesia en sí misma, Aguiar Retes asume su profesión de fe en un momento delicado para el país: con índices de violencia e inseguridad crecientes y con la economía lastimada por la alta inflación.

Por si fuera poco, asume su nuevo encargo justo en la puerta de la elección más grande en la historia del país, ante la que deberá procurar la neutralidad de la Iglesia metropolitana, a pesar de que se le ubica como un clérigo cercano al PRI y en especial al presidente Enrique Peña Nieto.

467 Parroquias, la Catedral Metropolitana de la CDMX y la Basílica de Guadalupe conforman la Arquidiócesis Primada de México

Carlos Aguiar Retes dirige a partir de ayer la Arquidiócesis Primada de México, que se compone de 467 parroquias, la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México y la Basílica de Guadalupe.

Comienza un legado

Ayer, en cuestión de minutos, fue notorio el cambio en el discurso en la Arquidiócesis Primada de México.

Por un lado, el hoy arzobispo emérito Norberto Rivera Carrera hizo un recuento de los que consideró sus logros en 22 años que estuvo frente a la Arquidiócesis.

El nuevo arzobispo primado eligió el 5 de febrero para iniciar su ministerio porque le permite poner en práctica los derechos humanos universales y la libertad de religión

“La Arquidiócesis de México ha permanecido fiel a nuestro Señor Jesucristo y a la doctrina perenne de la Iglesia; siempre ha estado unida al Romano Pontífice, ha sido profética y valiente en defender a la familia, el derecho de los no nacidos, el matrimonio natural y se ha enfrentado a una mentalidad mundana que quiere imponerse como una dictadura del relativismo y la inmoralidad.

“También ha ejercido un profetismo social, denunciando atropellos, abusos, corrupción y violencia de grupos y estructuras muy variadas que quisieran una Iglesia muda y sumisa, pero que han encontrado en la Iglesia a una defensora de la justicia y de la paz”, dijo Rivera Carrera en la ceremonia de profesión de fe de Aguiar, en la Catedral Metropolitana.

Durante sus años al frente del catolicismo en la capital del país, Rivera Carrera se caracterizó por emitir opiniones sobre hechos que ocurrían en la capital y en el país desde una visión ultraconservadora, lo que provocó no sólo el enfrentamiento con líderes políticos, sino que varios sectores sociales se alejaran de la Iglesia católica.

Su oposición al matrimonio igualitario o el derecho a decidir sobre el aborto provocaron constantes roces en una ciudad gobernada por la izquierda.

La primera acción de Carlos Aguiar Retes como arzobispo primado de México fue ratificar a todos los sacerdotes de su nueva Arquidiócesis

Ayer, el nuevo arzobispo reveló que eligió el 5 de febrero para iniciar su ministerio no sólo por la celebración religiosa del día, sino por ser aniversario de las constituciones políticas del país y de la capital.

“La dimensión festiva de nuestra Constitución me ofrece poner en práctica, para bien de nuestra sociedad, los derechos humanos universales y, en especial uno de ellos, la libertad de religión o libertad religiosa, que implica la posibilidad de interactuar como Iglesias con todas las instituciones oficiales y privadas para buscar el bien de nuestra sociedad.

“Nuestros problemas y conflictos como sociedad han crecido, y el factor de la globalización los ha vuelto más complejos; sin embargo, la buena voluntad y la disposición de generar los proyectos para superarlos, harán viables los caminos de reconciliación y justicia que nos conduzcan a la anhelada equidad social y tenga como fruto la paz y seguridad para crear un marco de libertad que permita desarrollar las habilidades y capacidades de los ciudadanos y así lograr vida digna para todos”, afirmó Aguiar.

Más aún. El nuevo arzobispo se dijo consciente de la importancia de ser el nuevo líder del catolicismo en la capital y la resonancia que sus dichos y hechos tendrán en todo el país.

Aquí tienen sede los poderes federales y los medios de comunicación social masiva, que determinan las grandes decisiones del país. Lo que sucede aquí repercute en el resto de la nación y lo que sucede en provincia, para ser tenido en cuenta necesita la mayoría de las veces, es decir, ser manifestado en la capital.

“En el Valle de México se encuentran los principales centros generadores de servicios: educación, cultura, salud, comunicación, economía, etcétera. En ella residen los principales empresarios mexicanos y extranjeros con intereses económicos en el país. La población manifiesta fuertes contrastes sociales y económicos, conserva presencia de origen campesino y provinciano, especialmente en sus sectores populares, donde aún se conservan tradiciones familiares y populares de religiosidad. Soy consciente de la gran responsabilidad que en este contexto tiene la labor eclesial”, asentó Aguiar.

Su primera acción como arzobispo primado de México fue ratificar a todos los sacerdotes de su nueva Arquidiócesis.

El reto de la reconstrucción

Carlos Aguiar Retes recibe una Arquidiócesis alejada de sus feligreses y percibida como una institución burocrática y cercana a la cúpula del poder, sostuvo Bernardo Barranco, especialista en temas religiosos.

“No la tiene fácil. La Arquidiócesis está hecha un desastre: muy centralista, con una percepción de una pastoral no del encuentro como lo quiere Francisco, sino distante (…) el primer reto que tiene Carlos Aguiar es recomponer a la Arquidiócesis, quizá reestructurar los poderes locales internos, desburocratizar la estructura de la Iglesia, descentralizarla, darle más peso a los obispos.

Con más del 10 por ciento de abandono del catolicismo se espera que Aguiar Retes sea capaz de acercar la Iglesia a los feligreses, separarla del poder político y de traer obispos al servicio del pueblo

“El segundo desafío es el mediático. ¿Cómo reequilibrar esta imagen tan quebrantada de la función arzobispal? Es un gran reto para el nuevo arzobispo”, afirmó Barranco.

A esto se suma que el periodo que tendrá Carlos Aguiar al frente de la Arquidiócesis ocurrirá en plena era de la tecnología, donde el acceso a la información y las redes sociales son en sí mismos un reto para una institución que durante siglos actuó de la misma forma, por el acceso a la información y la transparencia.

Uno de los principales retos de Aguiar será frenar el éxodo de católicos, que en el país tiene un índice de más del 10 por ciento de abandono del catolicismo.

Para la organización Católicas por el Derecho a Decidir, el nombramiento de Carlos Aguiar Retes representa una nueva oportunidad para que la Iglesia católica metropolitana se acerque a sus feligreses

“Si bien el Arzobispo Aguiar Retes ha tenido una relación cercana al poder político, esperamos que tome en cuenta el llamado de atención que hizo el Papa Francisco en su visita a México en 2016, en la que expresó que la jerarquía católica mexicana no necesita de príncipes, ni de clericalismos, ni de negociaciones en lo oscurito, sino de obispos y sacerdotes al servicio de su pueblo, transparentes, misericordiosos, que dejen de dar viejas respuestas a nuevas demandas y realidades.

“Ahora le corresponde al arzobispo Aguiar Retes asumir el mandato del Evangelio y las palabras del Papa Francisco para promover una Iglesia renovada, que no tenga miedo a la transparencia, una Iglesia con coraje profético, cercana al sufrimiento y las necesidades de su feligresía, que denuncie las injusticias y genere esperanza. Esperamos también que mantenga una postura respetuosa del Estado laico mexicano y que promueva una Iglesia que respete el ámbito político y que no siga interviniendo en decisiones que le competen al Estado”, señaló la organización.

No la tiene fácil. La Arquidiócesis está hecha un desastre (...) Carlos Aguiar tendrá que reestructurar los poderes locales internos, desburocratizar la Iglesia y descentralizarla

- Bernardo Barranco

especialista en temas religiosos

Católicas por el Derecho a Decidir es una organización que apoya los derechos sociales y reproductivos desde una óptica católica, feminista y laica; la defensa del derecho al acceso al aborto seguro y legal fue uno de los temas que le provocó confrontaciones con el arzobispo emérito Norberto Rivera.

Continúa leyendo:

El fin de una era por J. Jesús Lemus

Comentarios