Después de una ceremonia en la que participaron elementos de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) y autoridades de Nuevo León, arrancó la vacunación contra COVID-19 de personal médico.

Para agilizar el suministro de la inyección, consistente en dos dosis, se instalaron varios módulos afuera del Hospital Militar Regional.

Manuel de la O, secretario de Salud de la entidad, fue el encargado de aplicar la vacuna a la teniente enfermera Patricia Nuncio, la primera en recibir esta protección en Nuevo León.

Horas antes, un cargamento de mil 950 dosis de vacunas de Pfizer arribaron a la entidad, en la base aérea número 14 de la Sedena, ubicada en el municipio de Salinas Victoria.

Personal de Sedena, médicos y funcionarios recibieron la aeronave en la que se transportaban, procedentes de la Ciudad de México.

TE SUGERIMOS: INICIA LA CAMPAÑA DE VACUNACIÓN CONTRA COVID-19 EN COAHUILA

Además de médicos y enfermeras, personal de intendencia que labora en hospitales también recibirá la inyección.

El pasado sábado 26 de diciembre, llegaron depósitos refrigerados a la terminal C del Aeropuerto Internacional de Monterrey, los cuales contenían 8 mil 775 dosis.

Los frascos fueron resguardados por dos días, hasta que se entregaron en Saltillo, Coahuila, epicentro de la primera fase de vacunación nacional contra COVID-19.

De la O informó que las mil 950 dosis serían repartidas de forma justa; 325 dosis en el Hospital Universitario, y otro número similar a los servicios de Salud, IMSS Issste y hospitales privados y Sedena, hasta agotarlas.

En 21 días, un nuevo cargamento de mil 950 vacunas llegará hasta la entidad.