Nueva Constitución de Samuel García sin paridad

La nueva Constitución de Nuevo León promovida por el gobernador Samuel García no contempla el principio de paridad de género total en puestos de toma de decisiones y tampoco el derecho a decidir

La nueva Constitución de Nuevo León promovida por el gobernador Samuel García no contempla el principio de paridad de género

La nueva Constitución de Nuevo León promovida por el gobernador Samuel García no contempla el principio de paridad de género

Comparte esta nota

El proyecto de la nueva Constitución local, promovida por el gobernador Samuel García, deja fuera la paridad de género total, figura contemplada en la Constitución Mexicana.

El documento fue presentado el 7 de marzo, un día antes de la celebración del Día Internacional de las Mujeres. Cuenta con 223 artículos y cinco transitorios, que sólo garantizan la paridad de género en temas electorales más no en los puestos de toma de decisiones.

Es decir, no establece la participación equitativa de las mujeres en cargos de primer nivel en el gobierno estatal, municipal, Congreso local y órganos autónomos como el Poder Judicial y la Fiscalía General de Justicia, entre otros.

La Constitución de Samuel no es progresiva en este rubro. Al contrario, representa un retroceso en comparación con los derechos que han ganado las mujeres a nivel nacional o en otras entidades.

En 2019, la Cámara de Diputados aprobó por mayoría calificada la paridad total reformando los artículos 2, 4, 35, 41, 52, 53, 56, 94 y 115 de la Carta Magna, para establecer la obligatoriedad constitucional de observar el principio de paridad en todos los poderes y niveles de gobierno de la administración pública.

La nueva Constitución refiere que cualquier mujer podría acceder a la función pública, pero no hay la obligatoriedad para que puedan ocupar un cargo como está establecido en la Carta Magna.

“Toda persona podrá acceder a cargos de la función pública, en condiciones de igualdad y paridad, libre de todo tipo de violencia y discriminación, de conformidad con los requisitos de ingreso establecidos por la ley”, dice el artículo 38.

La diferencia de criterios de la Constitución de Samuel García con la Constitución federal podría ser objeto de controversias por las contradicciones de ambos documentos.

Sin derecho a decidir en Constitución

El artículo 4 de la nueva Constitución de Samuel García ratifica la penalización de la interrupción del embarazo, a pesar de que existe una acción de inconstitucionalidad de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Nuevo León (CEDHNL) por la redacción del artículo 1 de la actual Carta Magna.

En su nueva legislación , Samuel García no hizo algún cambio en el documento por el derecho de las mujeres y personas gestantes a decidir sobre su propio cuerpo.

“El Estado reconoce, protege y tutela el derecho a la vida que todo ser humano tiene. Desde el momento de la concepción entra bajo la protección de la Ley y se le reputa como nacido para todos los efectos legales correspondientes, hasta su muerte natural, sin perjuicio de las excluyentes de responsabilidad previstas en el Código Penal para el Estado de Nuevo León”, mantiene la propuesta de Samuel García.

El mito de la Carta Magna ciudadana

La nueva Constitución de Samuel García fue creada por un grupo reducido de personas, que no incluyó una Asamblea Constituyente para la apertura a la participación de más actores, como investigadores y ciudadanos.

El documento acredita al diputado federal de Movimiento Ciudadano, Agustín Basave, como representante de la sociedad civil, así como a Iván de la Garza Santos y Rubén Leal Buenfil, quienes no han integrado o representado a alguna organización ciudadana.

También participa el expresidente de la Comisión Estatal Electoral (CEE) de Nuevo León, Mario Alberto Garza, quien estuvo al servicio de los partidos políticos. Y no se tomó en cuenta a la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Este proceso es muy diferente del que se llevó a cabo en la creación de la nueva Constitución de la Ciudad de México. Los capitalinos sostuvieron 12 foros, dos audiencias públicas y nueve iniciativas presentadas por senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Analizan validación del Congreso

El coordinador de la bancada del PAN, Carlos de la Fuente, considera que se debe analizar y determinar jurídicamente si el Congreso local tiene la facultad de avalar la nueva Constitución, pues el documento presenta cambios completos.

“Salió que es una Constitución completa, es por ello de que se está haciendo un análisis jurídico completo si es este Congreso quien pueda validar esta reforma o si se tendrá que hacer bajo otra instrucción.

“Se está analizando con otros abogados para no tener ningún problema jurídico, ayer algunos juristas manifestaron que este Congreso no era la figura para hacer esta Constitución porque era nueva”, expuso el coordinador albiazul.

También puedes leer: Samuel García va contra naturaleza del ISN con reformas

Salir de la versión móvil