El gremio de los notarios públicos de Jalisco que suele ser señalado por sus problemas de corrupción y por sus nexos con la clase política del estado le ha cerrado las puertas a la paridad de género: únicamente el 5 por ciento de sus fedatarios son mujeres, según registros recabados por legisladores.

El proceso de evaluación y selección de los notarios públicos de Jalisco ha sido muy cuestionado al paso de los años, ante la presunción de que prevalecen los favoritismos y compadrazgos políticos en esos nombramientos; sin embargo, se había pasado por alto la exclusión casi total de las mujeres en ese ámbito.

Quien reparó en la ausencia de criterios de paridad de género en la designación de notarios públicos fue la legisladora Irma de Anda Licea, autora de una iniciativa que pretende reformar la Ley del Notariado del Estado para crear condiciones que posibiliten una mayor participación.


“En la entidad, dentro de la actividad notarial es muy bajo el índice de participación de las mujeres, dista mucho de la paridad en todo, o total, que en los últimos años se han venido haciendo reformas para lograrlo; toda vez que existen 322 notarías y de esas corresponden 305 a hombres y 17 a mujeres”

Iniciativa presentada ante el Congreso local el 11 de noviembre del 2020

“Como bien se sabe, la desigualdad entre hombres y mujeres ha ido en evolución por siglos, pero que, gracias a los movimientos históricos de luchas de mujeres y en algunos casos apoyados por los hombres; han dado pie a diversas reformas y acciones afirmativas para que las mujeres tengan acceso a puestos de decisión; con la finalidad de lograr la igualdad sustantiva entre hombres y mujeres”, dice el texto.

La legisladora asegura que, aunque son muy pocas las notarías en manos de mujeres, en los hechos el trabajo que ellas aportan en esos espacios es de gran relevancia.


“Es preocupante que en la entidad solo el 5 por ciento de las mujeres están al frente de una notaría; (…) pero podemos darnos cuenta, que cuando acudimos a una notaría quienes en la mayoría de las veces hacen el trabajo en dichas oficinas, son precisamente las mujeres”

Irma de Anda Licea

Autora de una iniciativa que pretende reformar la Ley del Notariado de Jalisco

Ante ese panorama, lo que pretende la iniciativa es conferir al Poder Ejecutivo la obligación de poner en marcha instrumentos y acciones legales y administrativas, para adoptar el principio de paridad de género en la asignación de notarías públicas en el estado.

La propuesta fue aprobada por la Comisión de Estudios Legislativos y Reglamentos, que preside la legisladora, Erika Pérez García, este 20 de julio de 2021, por lo que todavía falta su autorización definitiva por el pleno.

El dictamen prevé adicionar un párrafo en el artículo 11 de la Ley del Notariado, que dirá que “la persona Titular del Poder Ejecutivo deberá implementar los mecanismos y acciones legales y administrativas para garantizar el principio de paridad de género en el nombramiento de las titularidades de las notarías públicas en el estado, en términos de la presente ley y demás disposiciones”.

Sin paridad de género, con compadrazgos políticos

Uno de los procesos de asignación de notarías más criticado de los últimos años fue el del 2018, cuando resultaron beneficiados varios funcionarios activos, así como de sexenios anteriores, además de familiares de políticos, incluido uno del entonces gobernador, Aristóteles Sandoval Díaz (asesinado en 2020).

Entre los ganadores estuvo el panista y exsecretario de gobierno de Jalisco, Fernando Guzmán Pérez Peláez; el hijo de Arturo Zamora Jiménez, exsenador del PRI y exsecretario de Gobierno estatal: Ángel Zamora Estrada; también el primo del exgobernador Sandoval Díaz: Luis Gerardo Sandoval Fernández.

Las notarías también se entregaron a funcionarios en activo, es decir, que en ese momento formaban parte del gabinete de Sandoval Díaz, por ejemplo, a Martha Gloria Gómez Hernández, quien era subsecretaria de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Gobierno; y Carlos Márquez Rico, entonces director del Registro Público de la Propiedad y Comercio.

De hecho, el propio Roberto López Lara, quien en ese momento fungía como secretario de Gobierno estatal, buscó obtener una notaría, por lo que incluso presentó el examen respectivo en el Colegio de Notarios; sin embargo, ante los cuestionamientos que suscitó su pretensión finalmente tuvo que declinar.

También se benefició al exdiputado del PRI, Roberto Mendoza Cárdenas; y a Eugenio Ruiz Uribe, hijo del exalcalde de Guadalajara, Eugenio Ruiz Orozco.


La corrupción y los compadrazgos son dos señalamientos que generalmente reciben las notarías, a los que actualmente se les añade la falta de paridad en estos espacios

Corrupción

Otro problema que padece el gremio de los notarios públicos de Jalisco es la corrupción, que incluso ha ameritado la intervención de la Fiscalía del Estado.

“Dos notarios públicos que recientemente fueron detenidos por agentes de la Fiscalía Estatal al estar relacionados en la posible comisión de delitos fueron inhabilitados de sus funciones como parte de las medidas cautelares que solicitó el Ministerio Público tras vincularlos a proceso”, informó la Fiscalía el 1 de octubre.

Se refería a Eleno ‘N’, quien se desempeñaba como Notario Público Número 1 en Tala, quien fue vinculado a proceso por el delito de fraude específico, pero no fue el único caso que se informó en esa ocasión.

“La Fiscalía también logró la inhabilitación y vinculación a proceso del notario Javier ‘N’, por el delito de falsificación de documentos expedidos por Poderes del Estado, Organismos Autónomos, Ayuntamientos o de los documentos de crédito. Él se desempeñaba como Notario Público Número 29 en Guadalajara y su detención se logró este 30 de septiembre”.

También puedes leer:Paridad de género en los órganos judiciales del país