Este jueves, la Secretaría de Marina (Semar) realizó una ceremonia para despedir con Honores a la perrita rescatista Frida, a poco más de una semana de su fallecimiento.

La ceremonia tuvo lugar en la explanada de las instalaciones de Semar, ubicadas en Calzada de la Virgen, al sur de la Ciudad de México. La cita fue a las 11:00 am y se pidió a los asistentes llevar a sus perritos.

“Nos vemos gordita, hasta la próxima misión”, fueron las palabras con las que despidieron a Frida. En la ceremonia luctuosa participaron binomios caninos compañeros de Frida.

“Tras su partida, hoy rendimos homenaje a nuestra Frida, quien gracias a sus nobles actos se convirtió en símbolo de amor, esperanza y solidaridad, ella nos deja ejemplos a seguir: su alegría, su valentía y su coraje, y sobre todo su tenacidad. Nunca, nunca se rindió y por ende nunca se venció”, dijo Rafael Ojeda Durán, titular de la Semar.

“Esos valores que demostró se reflejan en la forma de actuar y de pensar de cada uno de los integrantes de esta institución y que desde luego nuestra querida Frida los aprendió de sus instructores, de sus manejadores, a quienes los reconocemos y agradecemos lo que hicieron por ella. La hicieron eterna, la hicieron un ejemplo a seguir”, aseguró Ojeda Durán.

Para honrar la memoria y labor de Frida, colocaron flores blancas alrededor de su estatua.

Lee también: Frida: ¿cuándo y cuántas personas rescató la perrita de la SEMAR?

En el lugar donde se realizó el homenaje, se encuentra la estatua de Frida diseñada por el escultor Víctor Hugo y tallada en bronce, en la que se le observa portando sus gogles, chaleco y botas de rescate.

Recordemos que el pasado 6 de octubre Frida también fue homenajeada durante la Ceremonia de Develación de la estatua de bronce.

Frida, la perrita rescatista más querida por los mexicanos

Frida falleció en las instalaciones del Subgrupo de Control Canino, en la Ciudad de México, lugar que fue su hogar durante sus últimos años de vida, a causa de padecimientos propios de su edad.

Frida es recordada por las misiones de rescate que realizó en los eventos suscitados en México como el sismo del 19 de septiembre de 2017.

Puso a prueba por primera vez sus habilidades en el año 2010, con su participación en las brigadas internacionales de apoyo a la población civil en Haití.